lunes, 16 de septiembre de 2019

Septuagésima tercera columna


Algunas barrocas columnas son un bacanal sustentable.

Fotografía: Iglesia de Santo Domingo, La Paz, Bolivia.

miércoles, 11 de septiembre de 2019

Ojo celeste


Algunas ciudades están subidas en el cielo. Escalar es el reto; no es exclusivo de las deidades del aire.

Fotografía: La Paz desde la Universidad Católica San Pablo, La Paz Bolivia.

martes, 10 de septiembre de 2019

Contador


En algún momento recomenzar limpia los caminos andados para la tranquilidad del equipaje.

Fotografía: En la plaza principal de La Paz, Bolivia.

lunes, 9 de septiembre de 2019

Sirena abarrancada


Una playa sin mar la hizo encallar. Con la duda y el esternón pegado por el hambre, con el canto empañado en la vidriera de los acuarios. No exagero, la vi sin conmoverme, a las ocho, cuando el calamar ya dormía.


Fotografía: Escultura de arena, Sand City, Lagoa, Portugal.



domingo, 8 de septiembre de 2019

Remonte


La vista se columpia solazada olvidando el posible dolor de pantorrilla.

Fotografía: Bairro da Bica, Lisboa, Portugal.

sábado, 7 de septiembre de 2019

Vigorizar


Ni el agua del río Douro, ni el Tejo, ni el Siena, ni el Rin, ni el del los Remedios, vamos, ni el río Usumacinta pudieron arreglarme el desarreglo; componer lo componible y remediar lo remediable. Tuve que recurrir al elixir de la mente, al tónico de los abuelitos sentados a la mitad del camino entre la fiebre y el desvarío. Los afiches, los pósters curan. Con sólo mirar al gran Sanogenol se termino la garraspera. La la Academia, que siempre receta aceite de ricino o caldo de gallina, le digo, con sólo mirar uno se cura. 
De purísima alegría me voy a bañar en las Cibeles y tomar un anisete.

Fotografía: Museu da Farmácia, Lisboa, Portugal.

viernes, 6 de septiembre de 2019

Albor sensual




En homenaje a Francisco Toledo

El erotismo llega a la animalidad del cielo. Extiende sus patas en los techos de las casas y la reproducción por fin se mira natural.

Fotografía: pelas ruas de Alvor, Algarve, Portugal.

jueves, 5 de septiembre de 2019

¡Oh Dioses!


Aún en la arena la furia contenida nos hace temblar con el gesto poseído del tridente.

Fotografía: Escultura de arena, Sand City, Lagoa, Portugal.

miércoles, 4 de septiembre de 2019

Percusión


Algunos corazones son telúricos. Laten de luz a luz.

Fotografía: Gruta do Coração, Algarve. Portugal.

domingo, 1 de septiembre de 2019

Septiembre


La águilas volaron inútilmente en busca de la presa y nos dejaron tranquilos por momentos. Disfrutemos del edén mientras podamos que ya los círculos concéntricos acechan.

sábado, 31 de agosto de 2019

Alforza


El dobladillo de la personalidad no deja de ser un alto contraste perfilado en primer plano.

Fotografía: Escultura de arena, Sand City, Lagoa, Portugal.

viernes, 30 de agosto de 2019

Efigie


Algunos perfiles se logran gracias a la erosión.

Fotografía: Algarve, Portugal.

jueves, 29 de agosto de 2019

Septuagésima segunda columna


Algunas columnas se trenzan en un dialogo abarrocado, sin pausa, de ampuloso silencio.

Fotografía: Igreja Matriz do Alvor. Algarve, Portugal

miércoles, 28 de agosto de 2019

Atolladero


El sueño de la Estatua de la Libertad tiene arena en los oídos. Busquemos otra.

Fotografía: Estatua de la Libertad, Sand City, Lagoa, Portugal.

jueves, 8 de agosto de 2019

Declinación


El ángel toma la forma de la caída. Es duro. Sin reflejos. En el espacio frío un silencio entona su historia. Sus plumas desnudas luchan por no quebrarse. Los dos sabemos que el vuelo será silencioso, inútil. Yo sólo sé que tus gemidos provienen de tu lucha con el otro ángel del sueño. Tu voluntario secreto nos une y separa. Tu y yo sabemos
que así será un largo tiempo.

miércoles, 7 de agosto de 2019

Concentración


Abstraído en el círculo rojo, Valente Armenta pasó los mejores años de su vida, es decir todos, imaginando esa figura misteriosa. Entrecerraba los ojos como si no pasara nada. Sólo esa ventisca de las caderas de Felipa le entraba por la nariz. La olía venir desde el final de la calle. Valente se imaginaba el balance perfecto de los muslos y esa música volandera entre el escote y el perfume apretando las carnes. Por eso no deja de mirar ese punto rojo. Como si no pasara nada.

martes, 6 de agosto de 2019

De buena cepa


El Señor Turiga tuvo una crianza esmerada lo que le hizo tener un cuerpo fino y maduro, un poco afrutado y su acidez de carácter la combina muy bien con su templanza y el aroma que despide lo hace sentir reposado y pleno de poderes vitales.
Tuvo una infancia tierna hasta llegar a una madurez granate. Tiene la esperanza de convertirse en un Vintage.
Por desgracia se volvió un ser acerbo. El mal tiempo, las desiciones precipitadas en el descorche de sus placeres lo volvieron severo y rijoso. Sin embargo, el vinagre resultante tiene su compensación, el Señor Turiga es un relevante conversador y se afianza con el dicho: el vino de cepas viejas, calienta hasta las orejas”.
Todos sus amigos que lo queremos afirmamos sin duda alguna que: “el vino malo es mejor que agua buena”
¿ O no?

lunes, 5 de agosto de 2019

Encumbrados


Subimos juntando nuestras fuerzas aferrados a las irregulares piedras que como picos nos salían al encuentro. A tientas, endurecidos por la neblina pensamos que no volveríamos a sentir lo planito de la tierra.Tuvimos miedo, se nos secaron los ojos, arrastramos el tiempo que pasaba lento, pesado, ampollado de tanta subida. Fuimos juntando coraje y seguimos. La cima esta cerca, pensamos. Y si estaba, cuatro horas nos separaban de esa soledad de estar arriba. El cuerpo aliviado se adormeció. 
Cuando bajamos, la cosa se ve de otro modo, como si la unión de dos voluntades nos iluminara las caras.

domingo, 4 de agosto de 2019

El Señor Cutícula


El Señor Cutícula es un hombre de mano dura y dedos finos. Aprecia la destreza manual y la habilidad de hilvanar palabras concretas, formas, o simplemente la intuición de construir materia con las manos. Es un hombre de concepto, no sólo de manualidades. Por desgracia, desde muy pequeño le hincaron la uña y las secuelas no se hicieron esperar a lo largo de su vida. Múltiples oficios, desde panadero hasta dibujante de proyectos de ingeniería pasaron por su manos.
Pero esa uña enterrada nunca la ha podido sacar. Entre más intentaba se hundía más y más. No es cuestión de cosmética. La uña del desencanto no es cosa para burlarse.
Por fortuna, al Señor Cutícula no le tiembla el pulso. Ha decidido tocar la flauta y tal vez, por encanto, vuelva a encantarse del mundo que lo vio nacer.
Que le sea oportuno.

jueves, 1 de agosto de 2019

Agosto


Las convenidas parcelas que nos corresponden vendrán en agosto. Nos encontraremos por ese camino, a través de la sombra, mirando nuestros ojos que se dilatan.