viernes, 17 de noviembre de 2017

Juan García Ponce en aleman


Déjenme entonar con una voz engolada lo que ha llegado a mi comarca desde tierras germanas. Un dibujo que se realizó para el Homenaje de Juan García Ponce, libro que organizó Magda Díaz morales. Me solicitaron el permiso para publicar un dibujo (que había aparecido en el libro Homenaje) para la portada del libro que contiene tres cuentos o relatos cortos (kurzerzählungen) de Juan García Ponce:
Der kater = El gato.              
Nymphete = Ninfeta
Rätsel= Enigma

Gracias a Mathias Sasse por la invitación y sus buenos oficios.


Los Antojos afinan la garganta.

jueves, 16 de noviembre de 2017

Parada


¿Y si no pasa? 
¿Y si todo ya pasó?
Las señoras esperan que pase.
¿Quién entiende eso?
Hay días en que las palabras se quedan debajo de la lengua. Como esa sopa de habas que no termina de cocer.
Había una vez un día en que no pasaba nada.
¿Lo recuerdan?

Fotografía: pe las ruas do Porto, Portugal.

miércoles, 15 de noviembre de 2017

El Señor Masa


En su tapete favorito el Señor Masa retozaba sin esfuerzo su masa crítica, absorbido por su mundo abdominal. Hacía tiempo que no se dejaba ver en los espejos, y sólo una fresca masa de aire le llegaba de la ventana sur de su salón. Le gusta envolverse en un homogéneo discurso, profundamente emocionado, inmoviliza las horas, algunos parientes y amigos, comentan las incidencias de su discurso y no dejan de comentar durante semanas la claridad de sus palabras. Sus favoritos eran los temas bucólicos, porque los podía inventar, nada era cierto, nada de rudezas, de carencias climáticas. Por eso, por las noches, las buenas señoras que viven en el piso superior, le llevan mantas en invierno para que esa ventana que siempre esta abierta no lo constipe. Ellas, encantadas, todos los días le llevan té de manzanilla. Les gustaba ese bebe adulto que orinaba a todas horas. Lo peinaban, lo mimaban; hasta llevaron la grabadora para grabar sus discursos. 
Ya casi no hay espacio para nada, ahora entienden porque con esa lucidez de su masa encefálica entendió que debía dejar abierta la ventana sur.
Se les ha caído en masa su mundo. Ellas lloran, escriben cartas. Lo querían tanto. Ya no entran. No pueden. Sólo lo miran con esa ternura silenciosa e impotente. 

martes, 14 de noviembre de 2017

Pretensión


El pájaro aspira al viento. Lo sabemos. Pero ese hombre de piedra subido a lo más alto. ¿Qué espera? ¿Qué vigila?.
La madre sudorosa no sabe que responder. Busca en su memoria. Sólo se le ocurre decir: quería sentirse poderosos.
Eso pensé, respondió su hijo, con la cámara fotográfica apuntando al cielo.

Fotografía: Calçada Monchique, Porto, Portugal

lunes, 13 de noviembre de 2017

Día de pesca


Se pescó a sí mismo sin querer. Dejó la playa de grandes arenas un día de borrasca, cansado de esas crines de frío que le calaban los huesos. En el golfo de Corinto, recuerda, fue donde el olor intenso de los dioses lo amamantaron. Un color de mora y aceituna le dieron a su piel brillo y secreto de batalla. 
Hoy, perdido en pocas aguas, se engaña al tirar el anzuelo. No se orienta, él mismo pica. Sus labios, ya hinchados, creen que ese brillo visible prefigura la costa. Sus ojos no son de navegante, por eso se engancha con su propio cebo.

sábado, 11 de noviembre de 2017

Afinidad


Hoy la tarde se deposita en un tierno ámbar, como aquella de Tablada, pero en esta no hay saúz, sólo el oro de la luz.

miércoles, 8 de noviembre de 2017

Calendario 2018


Sepan cuantos vean, lean, escuchen por los confines de sus territorios, que ha salido el Calendario: “La Tinta de los Antojos 2018”.  
Cocido a mano, un librito a todo color (a todo dar) que puede servir de agenda, ya que cada mes trae un hoja en blanco para que usted apunte sus citas, aforismos, mandados o hasta un haikú, si así lo demanda su día.

Usted lo puede adquirir por los medios ya conocidos, o sea, diciendo: Sí, lo quiero!!!!. Con la ventaja que lo tenemos en tres idiomas tres: Español. Portugués e Inglés.

Lo enviamos por correo sin costo alguno a todas las partes del mundanal mundo.
Recuerde que no tenemos sucursales. No espere, al mal paso darle prisa.

Este charro o el Sr. Rubalcaba, que todavía lo mantengo por piedad como Gerente, lo atenderemos con la mayor cortesía que nos ha llegado desde nacencia.

Cuántos le damos, Güerita!
Caballero!  
Calienteitos!!! 
No deje que se enfríen. 

martes, 7 de noviembre de 2017

Un aquí


Aquí, donde la pureza hace nido
los reflejos se atan con hilos frescos.
Hubo días de muelles pegajosos,
hostiles, tambaleantes en tierra.

Contar es mil voces:
imágenes borrosas en los cuerpos
rituales que se repiten como el humo,
como el calor en esa madeja de voces.

La pureza tiene alas transparentes
y huesos sólidos. Venérias de silencio.
Tal vez la huella es el aliento,
ese desfile de hilos que laten y dan forma.

El suelo es frío como la plegaria,
un vacío de azar sin líneas en la mano, 
un repleto mirar enloquecido 
y mucho aire puro en las esquinas.

La orilla de tu cuerpo es la línea alta
de un horizonte de fragmentos
con esa piel delirante de estaciones
en el vértigo de sábanas blancas.

Donde la pureza hace nido,
el mismo espejo repetido
de tantos versos dichos.
Sin pudor, los desechos cambian.

domingo, 5 de noviembre de 2017

La eme en mi


Fenicia por parte de arcilla y de piedra por parte egipcia. Es una bilabial, como si estuviera preñada por dos olas marinas. Se esconde cuando la tempestad de las explosivas quieren aparecer en escena. Ella se mueve como el agua, sube y baja con suavidad. Marea de tanto ritmo. Otros que han visto como se erosiona el paisaje, dicen que tiene forma de cerro donde se columpia el aire.
Hace muchos años tuvo una gemela, ella afirmaba que era griega, pero de diferente padre. Mitote grande, así que mas vale no meterse en líos de familia porque podemos extraviarnos en los sonidos.
Su cuerpo es como el carrizo, esbelto y flexible. Claro, gusta de la vanidad y no hay moda que pase de largo. Desde el barroco hasta el enteco minimalista. Siempre ataviada y elegante luciendo su corpiño, los murmullos se acumulan a su paso.
En ella, es notorio hasta para el lelo, un balbuceo maternal sale de sus entrañas. Todos los niños la buscan para musitar lo que mas adelante serán los nombres de todas las cosas que se acomodan en ese amarre que llaman abecedario.
Hay momentos, que en consonancia con sus vecinas, es un poco nasal. Nada que no podamos modificar si somos metódicos y nos dejamos de melindres.
Ella no gusta de los finales y si los puede evitar lo hace sin que por ello existan malos entendidos.
Una vez me dijo que se sentía latina y que no le importaba que mascullaran chismes de amoríos incumplidos. 
La conozco hace tiempo pero el recuerdo mas vivo lo tengo cuando la sentí respirar pálida como hoja de papel. Melancólica, le dije  de memoria algunos versos. Agradecida, me invito a merendar. Me acuerdo que me dio chocolate caliente molido en un molcajete de piedra. Merodeaban unos mosquitos. Hostigaban tanto, que no le puse atención a lo que me decía. Al día siguiente volví y así lo hice por meses. Muchas veces me sentía maniatado y no sabía responder. Me hablaba de Mesopotamia y de un lugar llamado Mictlan. A pesar de que había poca luz, porque ella decía que la luz directa mortificaba su palidez, su gesto era como de maíz. A veces parecía de mármol, otras de madera. Sostenida en dos piernas macizas sus pasos leves parecían esas estatuas que representan a las musas. Yo sabía que mi gusto por ella era el milagro de juntar los labios. Ella sentía un gran alivio y se acurrucaba muda entre los muros de la casa.

Todo se queda quieto, con la eme queriendo salir de un yo que ha quedado en mi.

sábado, 4 de noviembre de 2017

Caja chica


¡Qué mundo tan excesivo! se escucha por las calles. Todo se paga. Hasta la desidia. No importa si es con moneda fraccionaria. 

Fotografía: rua de Cedofeita, Porto, Portugal.

jueves, 2 de noviembre de 2017

Calaca de Abarrotero



Umbrío el templo se queda.
La llama queda encendida.
Se nos fue el abarrotero,
Quiso ser siempre torero.

Le tocó mover las blancas,
el peón cuatro rey avanza,
no contaba con la astucia
negra torre de la parca.

No le importó la suerte.
Como lecho su libreta
con su ingenio fabricada,
y su mortaja: de esteta.

El antojero Astorga
le hace trucos a la nada,
su chanelar no contuvo
el devenir de las almas.

Conquistada la altura
suspiraba por la tierra
sin saber que son de piedra
las flores de sepultura.

El templo ya queda mudo
la campana está colgada;
se nos fue el abarrotero
en una mala jugada.

miércoles, 1 de noviembre de 2017

Noviembre



De nariz grande como árbol con ramas de mil olores, noviembre llega de la penumbra. Se queda en la piel y el aire con su caliente silbido arruga lo que resta del año. Que ya no cante nadie dicen, pero la boca todavía se llena de sol y de cuerpo.
Busquemos otra tonada.

martes, 31 de octubre de 2017

Leo y su barriga


La barriga al viento porque todos los querubines comen ternera celeste. La historia de Leo fue así. Después del atracón, tuvo la desdicha de abrir la boca en demasía entrando por ella un grillo. Dos días de fiebre lo tumbaron. En homenaje lo forraron de bronce y lo pintaron de verde. Lo pusieron al final de las escaleras. A los niños que visitan la casa les cuentan la historia de Leo. Los niños entusiastas, seducidos, salen al jardín a buscar grillos. Con sus bocas abiertas buscan la trascendencia desde pequeños.

Fotografía:A casa da Quinta do Campo Alegre, parte da Faculdade de Ciências, Porto, Portugal.

lunes, 30 de octubre de 2017

Gráfico del día


Al otro lado gravitaba el protex entre neutrinos; los cátodos cósmicos de nuevo cuño y ese garfio de espines vertiginosos. Al desplegarse el espectro, el amentis amaba con esa sed de las rotaciones. El testuz de las gónadas tomaba posición entre las musas de los pólipos de carga negativa. Preso en este sin fin: la vagancia, esa errancia de la materia que no tiene masa y que el gran hueco se lo traga todo. Él, miró como su ego se derretía y un espeso miasma lo postró en un ángulo obtuso. La alta noche transpira en ráfagas como la antigua respiración de Asterix. 
Así es el etcétera del universo y de nada sirve que vociferes con la psiquis, que la longitud de onda no te alcanza.

domingo, 29 de octubre de 2017

La tapia


Tuvieron que tapiar la ventana. Estaban cansados de la entrada de tantas quimeras, basiliscos, centauros, elfos, minotauros, unicornios. No toleraban tanto pelo, en el sillón, en los platos, en la cama, en la regadera. Estaban hartos de tener que llevarse los dedos a la lengua para tirarse esos hirsutos pelambres. 
No todo era intolerable, sentían especial predilección, casi hasta cariño por el dinosaurio que siempre que despertaban estaba ahí, sonriente, con una mirada tan tierna que los derretía.
Alguien les dijo que ese dinosaurio era de Monte Roso. Desde entonces han comprado mapas físico geográficos, geológicos, orográficos, topográficos, tratando de encontrar ese monte. Por desgracia no han tenido fortuna y en consejo familiar decidieron destapar la ventana y tal ves, con un poco de suerte, Odín, el viajero, les podía dar noticia de la ubicación del hogar de su adorado dinosaurio.

Fotografía: rua do Campo Alegre, Porto, Portugal.

sábado, 28 de octubre de 2017

El Serafín soflamado


Antes de que el sol derritiera sus alas, huyó a los rincones donde cuelga el fresco anonimato. Busca desesperadamente unos cubitos de hielo para las ámpulas de sus alas. Esos momentáneos alivios lo hacen decir: ese sufrir de la caída, ha dado a mi organismo tanta vida que no me importa que digas que que te aburro, que no te hago los milagros y que no voy a exhibirme a tus fiestas.
El calentamientos global lo tiene varado, débil, como paloma de carcomido monasterio.
¡Voluntarios del mundo! les pido una plegaria y algunas monedas para que siga vigente este héroe ya sin reino.

viernes, 27 de octubre de 2017

Enclave


Amigos todos, de cuya independencia de pensamiento no tengo duda, me es grato informarles que la revista Enclave, Revista de Creación Literaria  en Español.  Que tiene como objetivo difundir el trabajo literario en español en los Estados Unidos desde Nueva York y, más concretamente, desde la City University of New York (CUNY) ha tenido la deferencia de publicar algunas  microficciones que les invito a leer. 
Mi gratitud a los editores: Nora Glickman y Alejandro Varderi.

jueves, 26 de octubre de 2017

Lobo de fondo


La sombra mortífera aúlla. Ha sido el padre de todos los cánidos. Indócil desde su primer pasado vaga, solitario, en su largo comercio con la luna. El universo es feroz y el reflejo de su cuerpo. Tiene el honor de dudar de los paraísos y de sus colmillos corre la sangre de la historia. 
En el oficio de ver los sonidos primarios hay una sensación de pradera y de instinto de rara suerte. Parece que el tiempo se afirma otra vez en el gutural chillido.

miércoles, 25 de octubre de 2017

Al mal truco, buena cara


La celebración fue altanera. Con sus catorce años hizo ver mal a su maestro. Llegaron saltarines a la plaza pública, eufóricos. Al ver el infame recibimiento de niños y adultos, el discípulo, aventó los botes de pintura azul que traía en el carrito de los trucos. El maestro, lloraba silencioso al ver que la pesada broma sería el futuro de sus presentaciones. 
Así es la felicidad ajena, le decía el alumno para consolar a su maestro cuando se quitaban los colores de la cara.