viernes, 5 de diciembre de 2008

Tres Pistas Tres


Un elefante conserva
el equilibrio del día.
¡Cuanta suerte!

Un león se pasma
ante el espejismo amarillo
¡Cuanto ardor!
Un trapecio anual
se columpia ante el vértigo de plumas.
¡Cuanta fortuna!

Cumplir y descumplir,
rutina feliz en el circo
de tres pistas.

¿Y usted que espera?
En alguna su rutina
puede mostrar.


Tres pistas tres

Sergio Astorga