viernes, 27 de abril de 2018

El Señor Bien


El mal que escondía en su oreja izquierda le perturbaba. Fue tanta su tenacidad que logro transformar esa cerilla. Después descubrió que tenía ojos muy pequeños, estaba tan triste que buscó un antifaz. El disimulo no es lo suyo pero viendo las circunstancias, buscó mitigar la grandeza de su boca. Se lamentaba ser un cualquiera. Estaba tan inquieto que le parecía su persona y su vida una inmundicia. Quería ser un a persona auténtica, fino, guapo, educado y con una respetable opinión de los otros. Comenzó a decir a las personas que todo estaba bien. Que los horrores, las garras la insolencia humana era pasajera. Para demostrarlo, se dejo arrancar las cejas y las pestañas. Comenzaron a ponerle sobrenombres, a pintarle la cara; a ponerle sombreros ridículos. El se sentía querido, acompañado. Todo esta bien, decía. Sólo hay que adaptarse.

jueves, 26 de abril de 2018

domingo, 22 de abril de 2018


La furia es el contraste natural de la profundidad de campo. Donde el amor funciona como campo.

Fotografía: Os Quatro Cavaleiros do Apocalipse, Gustavo Bastos. Passeio das Virtudes, Porto, Portugal.

jueves, 19 de abril de 2018

Lección doceava


Para cada gota de lluvia existe un paraguas, así como para cada emoción un refugio.
Por veces, ni uno ni otro se logra abrir.

Fotografía: Mercado de los jueves (quinta-feira) en Barcelos, Portugal.

miércoles, 18 de abril de 2018

Lección onceava


No todas las tablas de cocina sirven para picar los alimentos. Hay algunas que traen impregnado el espíritu de los que no tuvieron la suerte de sobrevivir.

*Tabla de cocina expuesta en la Exposición Os Galos en Barcelos. Tabla disponible, es decir, está a la venta.

martes, 17 de abril de 2018

De como


De como dos gallos que se encuentran en las afueras de la Biblioteca Municipal de Barcelos conversan sobre temas de actualidad y los reclamos que se suceden en toda conversación copetuda.

- Eres monotemático
- No, simplemente gallo.
- Mono porque quiere decir uno, único.
- Eso sí.
- Repetitivo añadiría.
- ¿Por qué?
- Mira que seguir insistiendo con esa propaganda de la exposición, já chega.
- Nos queda poco tiempo. Hasta el 5 de mayo estaremos.
- Tienes razón. 
- Tenemos que buscar gallinero que nos acoja.
- Nosotros no nos levantaremos a cantar después de muertos, como el de la leyenda.
- Tienes razón de nada nos valdría ir con un juez. No hay delito que perseguir. Nosotros tenemos un origen mexicano, no somos gallegos y no vamos a Santiago de Compostela. Ni estamos en el medievo.
- Cierto. Aunque no estaría mal emprender el peregrinaje hasta Finisterre.
- Finis terre nos van a dar si no encontramos casa. Que ya siento mi pescuezo en el caso.
- Nuestro caso sí que preocupante. Nos van a desplumar sin decir ni pío.
- Parece que ya no se le da agua ni al gallo de la pasión.
- Terminaremos como aquellos versos de León Felipe.
- ¿Cuales?

“Tres veces cantó el gallo,
tres veces negó Pedro,
tres veces canto yo:
por mi carne,
por mi patria y por mi templo…
Por todo lo que tuve y ya no tengo…

- Tu pluma cansa. 
- Sigamos colgados en los muros mientras tanto.



*Porta retratos en exposición y a la venta.

lunes, 16 de abril de 2018

Lección décima


Para que los secretos puedan ser guardados con la ventilación adecuada, no hay como una buena cesta, o canasta. Con asa si es muy pesado o un canasto de boca estrecha si es huidizo.

Fotografía: mercado en Barcelos, Portugal

sábado, 14 de abril de 2018

Mamá gallina


Acostumbrados a que todo tenga un inicio, un horizonte, un límite de donde partir o llegar. Me preguntaba: ¿de dónde sale tanto gallo? Tuve, para remediar este vacío de existencia, dibujar una mamá post parto. Me explico, la mamá gallina que ahora tienen delante fue dibujada tres días después de la inauguración de la Exposición “Os Galos” en la Biblioteca Municipal de Barcelos, Portugal y que estará abierta a todo público, gusté de los plumíferos o no, hasta el 5 de mayo.
Justificar al universo que se expande, no sólo es una técnica literaria, si no un recurso de todo tlacuilo. Por supuesto esta mamá gallina no será expuesta en Barcelos, sólo en el Antojo y les dejo de tarea el que cuando vayan apareciendo sus hijos por estas virtualidades puedan tener tema de sobremesa  y animar el caldo al buscar semejanzas, rasgos de familia, tanto de carácter como físicos.
Sólo para que no borden su historia en la vacuidad les daré algunos datos biográficos de esta gallinácea. Ella nació en un café en la Rua de José Falcão en Porto, a la hora del almuerzo. Tiene como antecedente más lejano el gallinero de Miguel Lerdo de Tejada 61 en Azcapozalco en la Ciudad de México, entre gallos de pelea, patos, gato y una granada en medio del patio de tierra aplanada de la casa de la abuela Simona se recreo. Después, al llegar a Portugal y encontrarse con el multiplicado Gallo de Barcelos, se preño a sí misma bajo un salgueiro (sauce llorón) al introducir dos plumas: una mexicana y otra portuguesa. En diciembre del año pasado, cuando supo que tenía que parir tuvo tres meses de gestación. Algunos gallos le salieron bravos, otros filósofos; otros buenos para los albures. Los que se exhiben fueron cuarenta, pero unos veinte se quedaron en su regazo esperando que cuando menos puedan picotear brevemente la luz y ser publicados en los Antojos. Por lo pronto tendrán su maicito hasta que los otros sean mostrados.
Comenzar por el final me llena el buche de entusiasmo porque recuerdo a Edmundo Valadés, un gallo con espolones, Con su libro “La muerte tiene permiso” en la memoria me curo en salud.

jueves, 5 de abril de 2018

El gallo de la torre*


El gallo que se subió a la torre y se alejó por ello de los días inútiles de la granja. Puede ser que la eternidad tenga como amuleto a ese gallo de plumas doradas. Su cresta también es la antigua alba del cielo rojo del sueño, ese que se nos revela con una congruencia de diana. Las niñas que tienen pavesas en sus faldas saben que el canto del gallo es como la voz de la geografía de las bodegas, esas que guardan el parlamento de la pasión del gallinero.
El gallo subió a la torre y la bajó al mismo tiempo, cruzó el puente medieval de Barcelos y se mojó la pluma guía en el Río Cávado.
Por estos días, dicen, se ha refugiado en la Biblioteca Municipal.

*Portarretratos de la exposición Os Galos. Biblioteca Municipal de Barcelos.

lunes, 2 de abril de 2018

Os Galos Barcelos Exposición



Antes de hacer el caldo y cuando despunte el día, el canto del gallo estará kikirikiando en Barcelos. 
Les participo convido invito, a la exposición individual Os Galos de este gallito el próximo sábado en la Biblioteca Municipal de Barcelos. 
Los espero de manera virtual o presencial, que ya saben que así es El Abarrote.
El gallo canta aunque lo desplumen.

domingo, 1 de abril de 2018

Abril


Abril llega con la pluma del gallo, con su canto y con esa caliente sensación de caldo. Resuenan las rectas conciencias en la curva de su canto. Emulemos su rojo penacho, con la camisa sucia, no importa, cantemos lo que hemos sido, que abril pude ser cruel sin dejar de ser fiesta.