miércoles, 29 de abril de 2015

Trazos


El trazo del lápiz trata de ser curvo 
para desatarse en ola.  
Por eso nos rompemos.

El mármol está sumergido. 
La gota del agua lo traspasa.
Por eso nos buscamos.

Los blancos no son tan anchos. 
El talud de la pirámide descansa su peso.
Por eso respiramos. 

Por ser tan muchacha. 
No guardas la tumba. 
Por eso el gavilán se pierde de tan grave.

La casa redobla sus espejos. 
Nada será mejor que el reflejo.
Por eso la luz nos filtra el rostro.

Cuando el laberinto se manche de cerebro. 
Será la edad de otra punzada.
Por eso se ajusta nuestra brega.

El nombre pendía de un cuerpo. 
Pegajosos estaban los huesos.
Por eso seremos también cenizas.

Otras voces cruzan la habitación. 
Las imágenes son borrosas.
Por eso las ramas se enredan e los pies.

Se inclinan las palabras al bullicio. 
El suspiro es seco.
Por eso la historia se ata así misma.

Alguien todavía cree  en los rituales. 
Sólo el duelo queda en el pañuelo.
Por eso nuestra boca es húmeda.

Entre una pausa y otra, la marca de la hora viva. 
Pesan los párpados.
Por eso escribimos un libro sin saberlo.

Lo mínimo se confiesa en solitario. 
El desierto se repliega.
Por eso enloquecidas las hormigas nos recorren. 

Se frota el fuego en la llama. 
Se vuelve dulce el mapa de las venas.
Por eso nuestros extravíos son fragmentos.

En otra vida los trenes llegaran. 
El humo no deja ver la salida.
Por eso el silencio se nos ahoga.

Quedaron los pedazos, sueltos, a la intemperie. 
Las marcas en la pared lo dicen.
Por eso el sol nos quema.

La piel es ligera de memoria. 
Se repiten las mordidas al aire.
Por eso ya perdimos nuestros nombres.

martes, 28 de abril de 2015

Caro amor


Escena en un Acto
La acción se sucede a media tarde. Puede ser en exteriores o interiores dependiendo del director de escena. Se sugiere actores expresivos, no importa experiencia.

- Me haces un lugar en tu cabello.
- No.
- Junto a tu pecho para dormir.
- No seas chuchú.
- Hay un rincón en donde yo quiero acurrucar.
- No, que tengo el tiempo medido.
- Puedo cantar en tu oído.
- Que latoso. ¿No tienes que hacer?
- Puedo irme a esa nube.
- Puedes.
- No me esperes.

Tinta/papel.

lunes, 27 de abril de 2015

Inalterable


Las cosas inalterables son del momento azul. Las órdenes angelicales ya no quieren reclamos ni sollozos.
No podemos recurrir ni a los hombres ni a los animales. El instinto no sirve para interpretar al mundo. Los espacios no se llenan con el anhelo de los solitarios pensadores. 
Son penurias los destinos. No sabes que los brazos solo tienen ausencias. El vuelo más ferviente no tiene primavera. Las estrellas ardieron y la ola del pasado se levanta insulsa por los días. Nada de lo que tienes alcanza altura. La caída del héroe es el pretexto de los amantes de la inactividad. La erupción no es lo más antiguo. La cuerda resiste para que el cuello pueda permanecer rígido.
Escucha las voces. El colosal llamado de Gilgamesh. No toleramos su voz. Su grito nos llama. Brota desde el cavernoso principio de nuestro destino. Las inscripciones de la roca nos piden el sacrificio. Un sinfín de manos angustiadas no son alas de ángel, ni juguete infantil del vuelo. El aleteo del espacio esta vacío. Temprano nos soltamos de la teta, la leche y la dulzura. ¿Subsistiremos sin ellos?
La primera materia es la única vibración donde aprendemos. Filial consuelo, como acompañados por un vals de Felipe Villa Nueva.
https://youtu.be/g6OmYkCk11Y

jueves, 23 de abril de 2015

Brevedad XIV


Toda Brevedad es la síntesis de múltiples lecturas. Se encuentra cerca de la encrucijada, nunca de la gracejada.

miércoles, 22 de abril de 2015

martes, 21 de abril de 2015

El león es como lo recuerdan


La jungla ya es otra pero su imperio persiste de pura grandiosidad. Los historiadores con doctorado afirman su origen veneciano, pero los habitantes mas antiguos los desmienten porque atestiguan que lo vieron aposentarse y beber tranquilamente en el Barrio das Fontaínhas, un autentico miradouro del que quedó fascinado echando garra en el suelo. 
El león muy quitado de la pena se harto de beber agua del río. Dicen que para calmar la sed de venganza que le es propio a a los seres de magnificencia y poder. Quedando tan satisfecho y apaciguado que por gracia de un encantamiento comenzaron a salirle dos espléndidas y robustas alas. Fue en este momento cuando el león se convirtió en símbolo de la ciudad al ser captado por la visión del artista escultor, que siguiendo los testimonios del barrio, modeló la imagen primero en cera y después en bronce. Cuentan los moradores que el león al darse cuenta de que con ellas podía iniciar el vuelo y ampliar su territorio, comenzó por arrojar de su feroz hocico toda el agua que había bebido. Hasta que se vació tuvo el peso requerido para emprender el vuelo. Corría el año de 1882 cuando todo esto sucedió. 
No esta por demás decir que el verdadero león alado regresa a bebe del río  todas las madrugadas para henchir la barriga de la escultura y así  convertirla en fuente permanente de su presencia.

Fotografía: Fonte dos Leões fica situada na Praça de Gomes Teixeira, cidade do Porto, Portugal.

lunes, 20 de abril de 2015

sábado, 18 de abril de 2015

El andariego


Los fue alineado por tamaños, después por confección: los de fibra sintética al principio; los de lana ahora son sus preferidos. Sin embargo, nunca quedó satisfecho. Ahora los alinea por tamaño. Ya no quiere de color. Sus gustos han mudado. Hoy es monocromo, monolingüe y su monólogo tiene que ver con el recuento de pasos que lo han llevado a conocer palmo a palmo la ciudad. De talón fuerte y dedos ágiles nunca dejaba pasar el día sin andar de arriba para abajo sin objetivo cierto. Al llegar a casa se quitaba el par de calcetines y los lavaba con agua tibia. “Calcetín andado calcetín guardado”, decía. No repetía de par, siempre eran nuevos. Fuera de su casa se podía ver un cordel donde tendía, equidistantes, los calcetines usados. Todas las mañas estrenaba un par que religiosamente era lavado y colgado como si fuera un trofeo. En una libreta anotaba: "calcetines usados el 3 de julio; camino andado: 15 kilómetros". Se acumulaban ya treinta libretas de pasta negra ordenadas por mes y año.
Cada quién sus pulsaciones, yo lo respeto y hasta lo admiro, pero no puedo negar una inquietud que me angustia. Quisiera regalarle unos zapatos, porque me digo: calcetines tiene muchos pero, zapatos. De tanto andar… digo, tanto calcetín para tan poco zapato. Ahora que lo vea pasar voy a preguntarle si le puedo dar unos. Negros, por supuesto.

Fotografía: Escadas do Codeçal, Porto, Portugal

jueves, 16 de abril de 2015

La suerte del amorcillo


Al nacer de un huevo de bronce se fraguó su desgracia. No hubo principio de inmaculación. Producto de mortales y sus devaneos amorosos, su destino se vio ensombrecido y nunca pudo tornarse el héroe que su madre anhelaba. Esa es la razón de que a ella se le viera llevar un lirio blanco en su mano derecha hasta el último día de su vida.
Estuvo a punto de ser basilisco ya que su huevo tuvo yema, pero los vaticinios pronto se resolvieron. Sería un ser de bronce. 
Al nacer su hálito fue pesado y seco. Su madre, ofendida, de inmediato lo lavo con tisanas de alcanfor y le puso de nombre Salano, por el sulfuroso aliento que le crecía. 
Se constataba en él, un perfecto ovalo de rostro; el mismo porte de Hector, el domador de caballos. Pronto tuvo en su cuna, la rienda de un caballo de trapo. De ojos grandes parecía un futuro Alejandro, el Macedonio; con esa imagen, su ardorosa madre buscó un preceptor que tuviera formación aristotélica. Durante los primeros tres años no hubo hazaña en las que Salano no estuviera presente. La prodigiosa mente de la madre lo hizo llevar daga, túnica y don de mando.
Nadie duda de que todo ese glorioso destino pudo cristalizarse, el putto tenía virtudes de sobra, pero poco a poco, al enfriarse el entusiasmo de esos primeros años, el bronce, al fin metal, en alianza con el cobre y el estaño, le dio la forma definitiva. Por fortuna ha quedado para la posteridad el gesto tierno y risueño de Salano, como testimonio de un sueño en plaza pública.

Fotografía: Escultura de Herique Moreira, Los Meninos de la Avenida dos Aliados,Porto, Portugal.

miércoles, 15 de abril de 2015

Cosas simples


I
El ritmo del calor
se lo come la chicharra.
Los trenes sucumben
y las sábanas húmedas
te nombran.

II
Grité tu nombre.
Me perdí en tu frente.
Sigues rota.

III
Podía ser unas huella
esta inhóspita espera.
Hay cosas que no mudan.
Las nubes inmóviles.
Las de siempre.

IV 
El aliento no está en el café.
La cuchara se ausenta.
La retina busca tu rastro.
Son errantes las cenizas.

V
Tu cintura fue el relato.
Tu silencio 
ha borrado la historia. 
Sólo tierra sobre tierra.

VI
Tu primer olor
abrió la grieta.
No me imagino sin oído.
La nariz es de confiar.

VII
Escribí tu nombre. 
Papel blanco en tinta verde.
He quitado palabras
para decirlo en voz alta.
Con la saliva oscura.
Derramando sonoridad.

VIII
Me froto contra el frío.
Las encías sangran.
¿Será que el bramido
sólo asusta a la presa?

Acuarela/papel

lunes, 13 de abril de 2015

Una mañana


Al hojear el periódico, se hizo añicos el próximo día.

Fotografía: escultura en bronce de Terry Allen en Yerbabuena Gardens, San Francisco California.

sábado, 11 de abril de 2015

Caer de gracia


El relámpago del vuelo tocó sus pechos. Algunos huesos nacieron sanos.

Fotografía: Voladores de Papantla en el Rancho las Golondrinas, Santa Fe, New México.

viernes, 10 de abril de 2015

Palabra de cielo


Fue la pluma azul la que cayó en la montaña. Desde entonces algunas palabras cuelgan de las nubes.

Fotografía: Valle de Oaxaca desde Monte Albán. México.

jueves, 9 de abril de 2015

Concierto para Mandolina en mi menor llamado "La Tuna Ibérica"


Oriundo de Cremona y con experiencia connotada en la fabricación de Laudes. Sebastian Rodríguez, popularmente conocido como “Pisa fuerte”, dejó la fabricación de instrumentos para convertirse en un virtuoso del Mandolino como se le conocía a la Mandolina. Hay testimonios que estuvo en el taller de Stradivari, así lo atestiguan los patrones de construcción de la propia mano del maestro.  Sebastian “Pisa fuerte” dueño de un singular ataque a las cuerdas decidió recorrer primero la Italia y después la península Ibérica, dando conciertos con gran éxito de publico y de critica. Fue en estas andanzas peninsulares  que concibió El Concierto para Mandolina en mi menor llamado la “Tuna Ibérica”. El concierto fue dedicado a la Marquesa de la Quinta de la Almendra que patrocinó su estadía por cinco años en tierras Iberas. El estreno del concierto se realizó a finales del siglo XVIII en el gran salón de la Marquesa. La partitura ha llegado hasta nosotros gracias a una subasta pública de curiosidades musicales. Ignorada por años, hoy tenemos la oportunidad de escucharla y testimoniar la figura de Sebastian Rodríguez “Pisa Fuerte” gracias a un dibujo encontrado en medio de la partitura. 
Melódica y festiva la Mandolina, ejerce a lo largo del Concierto en mi menor, llamado “la Tuna Ibérica” un protagonismo poco visto en piezas del género. No deja de sorprender que en ciertos pasajes una rotunda melancolía se deja sentir apoyada en la tónica con la tristeza de un mi menor muy bien logrado. El concierto sorprende por que es de una sola voz, es decir, no hay los movimientos tradicionales, por eso se le considera una obra menor, fuera de catálogo. No podemos dejar de advertir que tiene consonancias con el de Antonio Vivaldi: Mandolin Concerto in C (RV 425). Los acordes nos remiten al barroco irremediablemente.
Sin embargo, queda el testimonio de esta dulce composición de Sebastián Rodríguez “Pisa Fuerte”. 
Poco se sabe del rumbo que tomó su vida. Al morir la Marquesa, tuvo un súbito dolor de pecho que lo llevó a frecuentar bares y lugares de mala muerte. Su gran cabellera, envidia de soberanos y plebeyos, fue cortada una madrugada cuando adormecido en el dintel de un puerta, su mejor amigo tomó las tijeras y cortó sin piedad mechones de su ensortijado y castaño cabello, para ofrecerlo como prenda a sus admiradoras con la intensión de llevarse unos dineros al bolsillo.
Como sucede tantas veces, la mala nota impera en los bellos hallazgos. Si ustedes tiene información sobre la suerte de Sebastian Rodríguez “Pisa Fuerte” favor de avisar por este medio. Espero que no se engañen y no piensen que el sobre nombre se debía a su múltiple paternidad, sabemos de  buena fuente que no tuvo hijos. La afinación de la mandolina es muy difícil y Sebastián era un experto, de ahí su apodo.

*Busco mandolina en buen estado, no importa el precio.

Mixta/papel.

miércoles, 8 de abril de 2015

Sin comprobación


Hubo un una vez un rostro de un hombre que se frotó a sí mismo hasta que arrancó de su piedra al alacrán del miedo.

Fotografía: Museu Arqueológico do Carmo, Lisboa, Portugal.

martes, 7 de abril de 2015

Bipartidismo


El cuerpo se abrió en dos.
Los ríos formaron cauce.
Las venas hicieron república.
La incertidumbre es la misma.
Se hace vieja.

Mixta/papel

lunes, 6 de abril de 2015

sábado, 4 de abril de 2015

Dilema de aguas


Zumban los brillos en la piedra y desvalido, a mitad de los ojos, los maderos atrapados en un puerto sumergido en el alga simétrica flotan como huesos. Tal vez sea un obstinado. La memoria no declina.
Yo le dije: Aquí te espero. 
Centenas de horas a río abierto pasaron. Sin playa y sin espuma el viento me dispersaba y mis palabras sabía que rebotaban en la roca.
A mi me gustan las madrigueras, los tigres, los gatos, no los peces. La tierra se me enraíza y el agua del río sé que avanza y nunca llega. Pero el impulso, el maldito impulso, cuando te cuentan historias de mujeres recién bañadas. No sabía que eran mitos de río arriba. 
Yo le dije: Aquí te espero. Él tomó una red de cáñamo, tres anzuelos y un radio de baterías. 
- La quieres de cauda roja o de plata, me preguntó amarrando la carnada en el anzuelo. No tengo preferencias, le contesté. 
Le di todo mi dinero. Me siento engañado. Después supe que no fui el único que le creyó, ese fulano ha engañado a mucha gente. 
- Se nota que usted no sabe, amigo. En los ríos no se consigue nada, culebras, sólo eso. Me dijo un marinero, un verdadero marinero, con la piel ajada y un olor salino casi insoportable.
- Tiene que ir al mar. Yo sé donde. Usted me dice y yo lo llevo. Por el precio no se preocupe. Nos arreglamos.

Fotografía: Vila Nova de Gaia, Portugal.

viernes, 3 de abril de 2015

Iluminación


Por decisión unánime, el consejo de la asamblea ha decidido poner una farola para alumbrar la vida anónima de los andantes nocturnos. Desvalidos, los insectos ahora tienen las antenas anchas, doloridas a consecuencia del insomnio.
Al ponerse el sol, se puede escuchar un ajetreo. Los insectos han decidido migrar a otro muro. Las pocas hierbas que han crecido no son suficientes para darles abrigo.

Fotografía: Uma rua no Porto, Portugal

miércoles, 1 de abril de 2015

Abril


La geografía vuelve con su verde en el resplandor de las alas de los ángeles. Solos en su batalla húmeda de olvido, buscan el nombre de los muchos cuerpos que perdieron las alas; que cayeron y no se han levantado 
En los muros del mudo el cielo se pinta de pradera. 
Explicarlo, carece de sentido. 
Abril ha llegado.