jueves, 28 de octubre de 2010

Temporal

Este Abarrote antojadizo, esperando no defraudar a su estimable clientela con productos perecederos e imperecederos de calidad dubitable y, si no es así, se compromete a la devolución de su tiempo en cucharaditas proporcionales a su perdida, se complace en poner en sus estanterías y a la venta, para su estimable clientela el libro de poemas Temporal, de este abarrotero que ha dejado el delantal colgado para acometer no sin cinismo, a la ruptura del su discreto silencio y, con el descaro de una jovial inconsciencia, imprimir este Temporal.
Como ustedes saben

"Retirado en la paz de estos desiertos
con pocos, pero doctos libros juntos
vivo con el comercio de difuntos
y con mis ojos oigo hablar los muertos".
Quevedo.


No hay fanfarrias, sólo esta humilde presentación en los Antojos, que es mi ventana al mundo de los vivos. El libro fue editado aquí en los Estados Unidos, contiene portada a color, doce dibujos en blanco y negro y 76 paginas. La Editorial es Palibrio, no es una editorial tradicional, me ha permitido intervenir en el diseño de portada, poner ilustraciones y en una palabra autoeditarme, y como todo lo que se muestra en el Abarrote, bajo mi completa responsabilidad.
Recuerden que no tenemos sucursales, y si alguno de los bondadosos visitantes tiene las irrefrenables ganas (antojo) de adquirirlo tiene diferentes opciones:

*Esta es la opción estrella, llamada por estos lares la Cajita del Poemario Feliz que consiste en: sólo tiene que enviar un correo electrónico a este charro negro diciendo que desea su Cajita del Poemario Feliz por la módica cantidad de $ 9.95 dólares o su equivalente en euros o, en pesos o, en cualquier moneda legalmente establecida, ¡si!, por sólo 9.95 usted adquiere su Cajita del Poemario Feliz sin costo de envío para cualquier parte del mundo. Formas de pago, sencillo, una simple transferencia bancaria vía Internet, a vuelta de correo electrónico puedo explicarles que no es necesario una transferencia intercontinental, este Abarrote tiene las solución a todos sus dudas. Escriba ya, y aprovechen, por falta de aparador, la oportunidad de tener en casa su Cajita del Poemario Feliz.

* Si la anterior opción no es de su agrado pueden recurrir a los medios tradicionales en esta aldea global, les dejo el enlace de Amazon, no os espantéis si no ven la imagen del libro, el libro es nuevito y por políticas de Amazon, demora un tiempo, eso es lo dijeron en la editorial y se los paso al costo, el enlace es:
*Si tampoco esta otra opción es de su agrado pueden escribir a la editorial pidiendo Temporal de Sergio Astorga y a vuelta de correo electrónico les dirán cuál es el procedimiento y los costos de envío. http://www.Palibrio.com

Ustedes disculparan esta bellaca presentación digna de un abarrotero, mas ya habrá momentos para ponernos el birrete y explorar los vericuetos de este silencio hablado y visual que se fija en Temporal.

Por su preferencia, toda la solitaria tripulación le da las gracias por volar con nosotros. Así es el abarrote.
Sergio Astorga

lunes, 25 de octubre de 2010

Antonio Alatorre

Antonio Alatorre acabó de escribir el último terceto de su impecable soneto vital. El Abarrote tiene la pena abierta aún. Sabemos todos que por instrucciones expresas suyas, "no habrá velorio, ritos, ceremonias, homenajes, ni ningún otro exorcismo".
No espero violar estos deseos tan taciturnos.
No traiciono si escribo mi recuerdo.
Tenía casi trece años de edad cuando conocí al maestro Antonio Alatorre, disertando, platicando, jugando, explicando junto a Juan José Arreola:

Un soneto me manda hacer Violante,
que en mi vida me he visto en tal aprieto;
catorce versos dicen que es soneto:
burla burlando van los tres delante.

Lope de Vega, entró y no ha vuelto a salir. Antonio Alatorre tampoco.

Yo pensé que no hallara consonante
y estoy a la mitad de otro cuarteto;
mas si me veo en el primer terceto
no hay cosa en los cuartetos que me espante.

Escuchar a estos dos hombre de letras me cautivo, y después los seguí a distancia, como buen abarrotero, que llena su tienda sin conocer personalmente a sus bienhechores.

Por el primer terceto voy entrando
y parece que entré con pie derecho,
pues fin con este verso le voy dando.

Hoy hay un enorme agujero que no sé como llenar.

Ya estoy en el segundo, y aun sospecho
que voy los trece versos acabando;
contad si son catorce, y está hecho.

Antonio Alatorre, gracias maestro. Ya esta hecho.
Sergio Astorga

sábado, 23 de octubre de 2010

miércoles, 20 de octubre de 2010

El pato penoso

El Lago estaba poblado por un pato penoso, siempre escondiendo el pico por tenerlo rojo.
Sergio Astorga


Acuarela/papel

martes, 19 de octubre de 2010

Presencia Madrid-México

No es por la distancia y por mi ausencia que voy a dejar de invitarlos a la exposición colectiva organizada por Fomento Cultural México, en la ciudad de Puebla.
Especial recuerdo tengo de esta bella ciudad colonial, cuando renuncie al trabajo de funcionario para dedicarme a la pintura, mi primera exposición colectiva fue en el patio del (hermoso edificio) Palacio Municipal. Gracias a Gabriel Aguirre Beltrán, hijo predilecto de la Perla del Papaloapan: Tlacotalpan, Veracruz.
Están invitados, no lo olviden, si no tienen algo mejor que hacer los espero. Estaremos todos virtualmente. Así es el abarrote.

viernes, 15 de octubre de 2010

martes, 12 de octubre de 2010

Amigo fiel



El sombreo de Don Cuco era como su amigo más fiel... pero un día sin darse cuenta se sentó en él.
Sergio Astorga

Mixta/papel.

jueves, 7 de octubre de 2010

Amarillo sostenido en Fa perdido

Opulento, como un alarido encima de las palabras, el Amarillo sostenido en Fa Perdido, representa el sonido criollo, con reminiscencias del folklore propio de las Américas. Las inscripciones, mas que partituras, fueron halladas en un viejo baúl que perteneció a los primeros habitantes de de origen andaluz llegados a finales del siglo XVI a las costas de Veracruz. Durante doscientos años estuvo extraviada, pero se tenían noticias sólidas de su existencia gracias al programa de mano, si podemos llamarle así, datado en el año de 1786. En este programa aparece el Amarillo sostenido en Fa Perdido interpretado por alumnos de las Escuela Real de Música utilizando instrumentos de cuerda y viento. Se presume en este programa que esta inscripción o partitura, fue elaborado por un criollo llamado Esteban Rodríguez, músico de oído con un talento, cuentan, sobresaliente. La partitura logró el reconocimiento del Virrey, no obstante el éxito, Esteban se mantuvo firme a sus deseos de independencia, buscando en el llamado folklore su ascendiente musical, despreciando la servidumbre de las cortes. Por desgracia, no se tienen noticias confiables del destino del compositor.
Es de suma importancia, según los entendidos, estar plenamente relajado y consciente- binomio extravagante- para la observación de la partitura, ya que al lograr un estado vigilante se podrá percibir como, de manera aleatoria, los sonidos irán desenvolviéndose vertiginosos y criollos. Para un oído contemporáneo podrá tener una experiencia similar a lo que actualmente es la música caribeña con cadencias europeizantes.
Les dejo, para que disfruten, si así es su deseo, la contemplación sonora de la inscripción o partitura: el Amarillo sostenido en Fa Perdido.
Sergio Astorga

Tinta sobre madera 20 x 30 cm.