lunes, 31 de agosto de 2015

Palabra de león


Me es tan difícil ser rey todo el tiempo, sobre todo cuando subido a mi pedestal me quedo mirando las risitas burlonas de mis súbditos. Pero me gusto ser el todo y tocar el cielo con el mentón y mi cabellera al viento. De cuerpo entero veo mi ser erigido y siempre dispuesto a rugir con todo mi organismo. AL que me odia con su ira, le digo siempre, mi garra sólo se hunde cuando hay indiferencia. Nunca me enfado, porque matar es cosa seria, son testigos la cebra y la gacela. La soledad la resisto porque soy de un amarillo noble y a los pájaros los dejo volar para que difundan el futuro. 
No todo es festín, cuando las lanzas penetran mi dura carne, los insectos me quitan el sueño con tanto barullo. No niego mi destino, por eso no rasgo el velo de mi reino y todavía no ha nacido otro Rui Diaz que pueda controlar mi fiereza.
Soy un león  y mis gestos son la corona en esta inamovible columna de mármol.
 
</