domingo, 30 de octubre de 2016

El Sr. Berenjena


Como si fuera un buen endecasílabo, dejó su huella en el papel para que imaginemos el lugar que ocupa en el mundo.

viernes, 28 de octubre de 2016

El idiota


Corrían años actuales y una queja se escuchaba, tipluda, desmembrada - ¿No entiendo porqué me partieron la nariz? Soy simpático, ocurrente, bebo mucho pero bien, no ensucio mucha ropa. Ella me tiene que obedecer, es lo correcto. Hay que tener educación, digo. Ella está para servir, todo mundo de bien lo sabe. Es en verdad un atentado, es no entender al mundo. Golpearme a mí, que soy todo dulzura y diplomacia. Tengo mi parte buena y generosa, ¡claro! hay que descubrirla, hay que esforzarse, no todo es así de fácil.
Cómo dice el tango, el mundo es un desatino, mira que hablar de igualdad. ¡Ay, qué tiempos!.

martes, 25 de octubre de 2016

Circunferencia


Cuando sobran las miradas
los signos comienzan. 
Escribo el círculo
para no escribir tu nombre.
Para que que exista el aire,
para que la huella crezca
en círculos, 
como el humo
como la voz,
como la luz,
espacio no tocado de tan puro.

Fotografía: Algún muro en las Ruas do Porto, Portugal.

jueves, 20 de octubre de 2016

Trigésima cuarta columna


Algunas columnas se enlazan como collares en el cuello de una dama.

Fotografía: Fonte Mourisca, obra de 1922, realizada pelo escultor José da Fonseca. Sintra, Portugal.

martes, 18 de octubre de 2016

V Microconcurso



Se escuchó un barullo. La caída de un paquete por la boca del buzón de la puerta. Cartero en los oídos. Bajo las escaleras, me apresuro, el ansia me enturbia. Al abrir el paquete me encuentro con el librito: V MICROCONCURSO de la MICROBIBLIOTECA.
En el mes de octubre, presente lo tengo yo, el texto: Compás de espera llegó a la final.
Con la satisfacción en el occipital, silla turca y puente de Varolio, les doy cumplidas gracias por enviarme el libro que recopila a todos los finalistas y ganadores.


domingo, 16 de octubre de 2016

El Sr. Banana


Su figura se resbala entre la multitud como impulsado por el potasio. Camina a buen paso y no le estorba ni su gran nariz ni ese hábito de escupir a cada momento.
Padre de tres hijos y actuario de oficio, se sentía vivo, agasajado, hasta que decidió oxidarse.
Un día abrió la ventana de su cuarto y le gustó ese golpe de viento en su nariz. Desde entonces pasa largas horas olisqueando. Se ha hecho tan experto que sabe calcular la distancia y velocidad de los aromas.
Yo me pregunto si no se ha dado cuenta del tono marrón que le baja por la frente.
¿Quién se lo dice?

viernes, 14 de octubre de 2016

La ilusión de subir


Las escaleras eléctricas son fascinantes. Provocan la ilusión de que el subir, no requiere esfuerzo.

Fotografía: escaleras en el metro de Porto, Portugal.

jueves, 13 de octubre de 2016

miércoles, 12 de octubre de 2016

Semana inglesa


El lunes fue de ensueño. 
El martes la desbordó.
Miércoles y jueves sirvieron de diques.
El viernes se consuela.

martes, 11 de octubre de 2016

Trigésima tercera


La columna y la pilastra conviven en diferencia. La primera sustenta y la otra ornamenta.

Fotografía: Hospital de S. Marcos, (detalle) Braga, Portugal.

domingo, 9 de octubre de 2016

Maraña


En su perímetro 
reseco 
había un cuerpo.
Un muelle.
Un pegajoso rostro
afilado a su voz borrosa.

Ritual de alfileres
es su historia.
Un peso de humo,
un ritual pegajoso.

Una letanía de líneas
marca en el frío
un duelo pegajoso.

Un grano de sal
en el aliento
que se arrastra.


De su espalda
resbala,
al fin orilla,
ese deseo 
pegajoso
y dulzón 
de tu recuerdo.

sábado, 8 de octubre de 2016

Trígesima segunda columna


La columna de los mensajes tienen el sustento equino y palomar.

Fotografía: Corcéis, de João Fragoso, Praça de D. João I, Porto, Portugal.

jueves, 6 de octubre de 2016

El Sr. Sins



El Sr. Sins vende hamburguesas en la travessa de Cedofeita. Suculentas, carnosas; no deja de incitar pasiones gustativas y despertar a ese animal ajeno que respira a nuestro lado. La lechuga o el ajo pasan desapercibidas porque los goznes de la gula hormiguean en el cerebro. El cuchillo obedece el mandato y con carnicero apetito, destazamos a la víctima, tan pasiva en el pequeño plato.
Sin embargo, el Sr Sins, se retuerce, iracundo, al ver que nadie lo mira y su mal humor avanza en su propia carne. Todos los cuerpos se han vuelto sus enemigos. Todos a coro, compadecidos, le han dicho que cambie de género, que se dedique al pescado o al vegetal. El Sr. Sins, no cede, la carne le provoca un éxtasis severo. 
Ya le es insoportable estar al frente del negocio, por fortuna, alguien alarga el brazo hasta el cuchillo

miércoles, 5 de octubre de 2016

Trigésima columna


Algunas columnas escenifican el ardor de la representación de los nombres perdidos.

Fotografía: Teatro romano en Mérida, España.

sábado, 1 de octubre de 2016

Octubre


Con los dedos se toca la misteriosa voz de octubre. Inmóvil se atempera entre cuerdas dulces y cenizas de alcoba que caen en gotas neutrales para hacer sonido y voz para el canto. Lo que estaba dormido se despierta y una intensa partitura redobla el paso.