jueves, 28 de febrero de 2019

Pasos perdidos



Todo el sudor de los pasos que se pierden tienen doble entraña de hierro y balaustrada. El paso a la distancia es más frío. Nada es más amargo que la ceguera de subir a tientas sin destino. Alguien respira por nosotros y nos prolonga la vida forjando ese aireado presagio del camino. El verbo subir se perfila como ese hilo tenso que no llega de tan amarrado en el secreto del paso. Dejamos caer los nombres y los rostros y preferimos seguir paso arriba como si un lecho blando nos amara. Acaso recordamos que un día preguntamos ¿qué camino es este? y sólo el peso de la noche nos contesta.
Redoblar el paso se ha convertido entonces, en un orgullo descalzado.

Fotografía: Cerro Santa Lucía, Santiago de Chile.

miércoles, 27 de febrero de 2019

Álter ego incómodo



Quizá el sol lamió su cuerpo y le dejó el estilo luminoso o tal vez, la escarcha primera lo empapo al despertar del coma. No lo sabemos. Las imágenes fracasan al intentar describirlo. Si bien hay un punto de partida, este se sucede interminable. Su vida, delante de un escritorio, le dio el tiempo suficiente para añadir historias que compartía con sus compañeros, pocos, sobre su entorno. Él era ambiguo, decía y la interpretación de lo dicho la dejaba a nosotros. Por eso cada quien tiene su evocación. La mía se ha transformado. De esa sensación de delicia, de arrullo, a la disidencia más rotunda. Pero me descubro agónico, constreñido a esa sentencia que me estrangula. La dijo ayer, cuando lleno de mí, me miró condescendiente y tomando el vaso de cristal, desplomó esas palabras duras: "así como el agua toma la forma del vaso tú serás mi futuro".
No sé qué quiso decir. Ya me siento viejo en esta infancia.

viernes, 22 de febrero de 2019

Quincuagésima quinta lección



Orestes - ¡Ay! de mí que receloso miro.

Táuride - Son clamores ebrios de mar.

Orestes - De mis ojos bajan las nubes.

Táuride - Roto y amenazante eres.

Orestes - Mi pecho se derrama en espuma.

Táuride - Mi cuchillo está a punto.

Orestes - Soy hijo salvaje.

Táuride - Náufragos y cólera desnuda eres.

Orestes - El Atlántico apura mi huída.

Táuride - Promesas son tus cantos.

Orestes - Al tronco de mí mismo atado.

Táuride - Otros dirán tus versos. 

Orestes - Calla.

Fotografía: Antofagasta, Chile.

jueves, 21 de febrero de 2019

La familia Persiana



Se reconocen en la semi luz que traspasa como proyectil luminoso esa libertad de sentirse henchidos como una cifra numérica. Para ellos, que maduraron pacientemente, desde los primeros rayos, nunca aprendidos, y que eluden el control de la memoria, sueñan su futuro del revés, hondo e infinito. Su máscara perfecta tiene el secreto de la mecánica del ojo. El mundo es la copia del reflejo. Una claridad como de alma sana, de puerilidad didáctica, nombra y articula el mundo de su entorno.
Cielo arriba, el mundo conocido se precipita y aguarda que se filtre por la persiana de sus ojos. Entonces diáfanos, los límites, como alfileres de luz, pulen su mundo como si de un copo de vidrio se tratara.
Presumen su justo día, el paso horizontal de su bella gestación de atmósfera. Obstinados, con la inteligencia de la semilla, germinan de noche, con ese amor intangible que nutre a la familia.
Aleluya.

martes, 19 de febrero de 2019

Quincuagésima cuarta lección



La distancia es una altura de piso mojado y algunos verdes. Acerca al horizonte y juega con los colores del caracol sonoro.

lunes, 18 de febrero de 2019

Rima en ina



Bajó del cielo con su ocarina.
Todo rima cuando camina.
El vuelo
las piquetas
las corbatas.
Huele a pecho de tonada.
Alegría 
aire 
alcoba
por las negras
alondras matutinas.
La ocarina en lunes
sorpresa repentina.
Todo rima
hasta la rutina.

martes, 12 de febrero de 2019

Quincuagésima tercera lección



Algunas manos dejan sus guantes en la tierra. Algunas florecen.

viernes, 8 de febrero de 2019

Los compas



La tristeza se escondió en un sarape. La lluvia despertó al lodo dormido. El ruido de la lluvia se oía revuelto, sin orillas, entre los chillidos de los cerdos y el aleteo de las gallinas. 
Miguel y Sebastián, llegaron con su perro tres día después. Ellos andaban por la sierra cazando alacranes. No encontraron nada, ni casa, ni mujer, ni gente. Se sentaron acalambrados, calados. Su perro se juntaba a ellos, se restregaba como si temiera el abandono. Ellos recordaron, por costumbre sus pertenencias. Comenzaron a llorar, agua sucia, triste. Sus ojos inyectados, así es la tristeza, hincha todo y se siente frío. Ellos se tapan con su sarape. No se hablan, se meten en sus derrumbes. Ya de madrugada, revolcados, sin sueño, pudieron juntar un montoncito de palabras agrias.

- Lo perdimos todo, Miguel.
- Nos quedan los alacranes. Tú dices, si los saco Sebastian.
- Sacalos. 

jueves, 7 de febrero de 2019

Latino Art Museum of California



Con la cordialidad del Antojo, me es grato invitarlos a la exposición colectiva en el Latino Art Museum of California.
Con la gratitud siempre en ristre les reitero mi abrazo.

Con eso es suficiente.
Sergio Astorga

viernes, 1 de febrero de 2019

Febrero



Febrero en su animalidad nos llega lentamente con su brillo, con su sonrisa inexplicable. Se dibuja como un tatuaje en el año como si en la orilla del cuerpo pudiera sostener la furia de su instinto. Lagartija dragón campean por este mes.

Como todos saben, por respeto a los que han comprado o comprarán el el Calendario 2019 “Animalia” no se publica el calendario como tal.
Si usted quiere, sólo si usted tiene un Antojo irrefrenable lo puede encomendar, pedir, comprar. Es sólo decir.

Abrazos mamíferos.