sábado, 1 de octubre de 2011

Octubre

10 comentarios:

Olga Bernad dijo...

Curiosamente, es muy octubre de este lado, muy otoñal. Me gustan lo ocres y las hojas y las formas. Buen octubre, Sergio!
Abrazos.

Alicia Uriarte dijo...

He leído algunos de los poemas de Lizalde. Versosa con algunas anécdotas de corte “mundano o eróticas” en las que pudiera parecer que él es el protagonista. En las mismas, el poeta narra afirmaciones crudas de su vida real que se aproximan a sentencias de cómo, a su criterio, hay que vivir o actuar. He descubierto lo que se esconde tras las metáforas de ese tigre que tantas veces aparece a lo largo de su obra y que tanto resalta en tu pintura, “El tigre es la imagen de la muerte, de la destrucción, y además, de la belleza”.

Creo que compactan muy bien los ocres del tigre con es otoño que en el País Vasco está tardando en apoderarse de nosotros.

Un abrazo.

Maribel dijo...

Octubre es otoño. Recibamos con los brazos abiertos al mes 10.

Un abrazo en verso.

María Eugenia Mendoza dijo...

Gran homenaje al poeta de voz fuerte y cálida como la imagen con que nos cobija este mes otoñal.
Un abrazo, querido Sergio.

Myriam Mahiques dijo...

Hermoso blog Sergio, yo también me quedo a leerte,
saludos,
Myriam

sergio astorga dijo...

Olga, aquí en Oporto (Porto) es un calor húmedo que me aniquila. Las hojas empiezan a tener una coloración rojiza suculenta y para mi sorpresa han crecido las fresas (morangos) en una maceta. Después de estar fuera por tres años es una maravilla que con un poco de amor la naturaleza se brinda por entero.

Dicho octubre para tus perplejidades.
Sergio Astorga

sergio astorga dijo...

Mi querida Alicia, tu curiosidad siempre me llena de ilusión te dejo un enlace (link) donde puedes oír su voz de tenor.
Sé que andas muy atareada por la risa, así que cuando puedas hechale un vistazo, es decir, una oída.

http://www.descargacultura.unam.mx/app1#up

Abrazo Lizaldi.
Sergio Astorga

sergio astorga dijo...

Maribel, ¡Oh Toño! Qué bien te miras.
Disfrutemos que no hay de otra.

Un abrazo color sanguina.
Sergio Astorga

sergio astorga dijo...

María Eugenia, me encanta Eduardo Lizalde, su gozosa pesadumbre me contagia.
Una buena mesa sin lugar a dudas este poeta.

Abrazos bien cariñosos.
Sergio Astorga

sergio astorga dijo...

Myriam, muchas gracias por la visita es un placer tenerte en estos Antojos, ya fui a ver tus diferente espacios y me han gustado mucho. Te voy a visitar con mucha frecuencia tu trabajo arquitectónico me atrae.

Eres bienvenida

Un abrazo con brandal.
Sergio Astorga