martes, 1 de noviembre de 2011

Noviembre


6 comentarios:

María Eugenia Mendoza dijo...

Uno de los títulos más inquietantes y, sin duda poéticos, es Recuerdos del porvenir, de esta escritora valiosa, valerosa.
Hermoso homenaje el que rindes a Elena Garro con tus palabras y estas imágenes que no se sabe si están a punto de estallar para liberarse de ese huevo que las contiene o van a quedar comprimidas por esa serpiente que las envuelve en un confuso abrazo.
Iniciamos noviembre, deseo que con buenos augurios, querido amigo.

Lola Mariné dijo...

Noviembre con sus frios, sus difuntos, sus castañas...noviembre melancólico que nos lleva al invierno.
Saludos

Alicia Uriarte dijo...

Sergio, bienvenido noviembre de la mano de tu pincel y de la palabra de Elena Garro.
He investigado un poco y he podido comprobar que Elena dejó frases memorables:
"Cualquier experiencia o experimento es una aventura y la aventura es la cualidad superior del hombre. Una obra de arte es una aventura"
"Me ha interesado sobre todo tratar el tema del tiempo, porque creo que hay una diferencia entre el tiempo occidental que trajeron los españoles y el tiempo finito que existía en el mundo antiguo mexicano"
"Vale igual quien se equivoca actuando en pos de una idea generosa, que aquel que teóricamente es perfecto pero que nunca ha hecho nada"

Tuvo una vida muy prolífica pero también muy tumultuosa y complicada. Acaso ese vivir no con sino frente a Octavio Paz marcó parte de su vida. Al final, la enemiga del "statu quo" de la sociedad misógina y sexista se convirtió también en la mayor enemiga de si misma.

En el dibujo he buscado los gatitos que le acompañaron al final de su vida y no los he encontrado. Si encontré el reloj de arena que marca el tiempo de la memoria del porvenir. El hecho de haber representado el mundo de Elena Garro en el interior de una forma ovoidal acaso haya sido porque era una mujer sin esquinas ni dobleces. Ya me dirás.

Abrazos otoñales.

sergio astorga dijo...

María Eugenia, sumergirse en el porvenir de la memoria es una de las hazañas del espíritu del que pocos salen ilesos. Elena Garro es inquietante, es la fuga permanente; la asechanza. La poética de Elena Garro es la persecución en secuencia indócil, la sensación de tener una respiración detrás de la nuca. Encontrarse a la vuelta de la tarde una imagen perturbadora que estuvo y se quedará para no irse.

Espero que noviembre nos deje estar a gusto con nuestras vocaciones y evocaciones.

También espero que nuestros antojeros amigos se animen a leer a Elena Garro.

Un abrazo de cempasúchil.
Sergio Astorga

sergio astorga dijo...

Lola Mariné, castañean los dientes y las castañas que del noveno pasó al onceavo. Ya se mira el invierno en el cono norte que en el sur el tiempo es otro. Dos tiempo dando volteretas

Un abrazo añorante.
Sergio Astorga

sergio astorga dijo...

Alicia, bienvenida esas frases que desconocía. Elena Garro mujer de inteligencia fina y asombrada. Vivió, se refugió, en España muchos años. Una vida azarosa. Complicada, furibunda. Yo te invito a leer su cuentos y si puede leer su novela Los recuerdos del porvenir, no te vas a arrepentir. La puedes leer on line: http://www.4shared.com/document/b5ZWaBjQ/Garro_Elena--Los_recuerdos_del.html

En cuanto al dibujo, mas que tener una referencia a su manera compulsiva de fumar o a sus miles de gatos, traté de introducirme en la sensación que me deja leer sus textos.

El otoño sigue aunque octubre nos deje. Equívoco de los sonidos.

Un abrazo en el día del santoral.
Sergio Astorga