viernes, 10 de enero de 2014

Tres aires



I

No hace falta adelgazar el aliento.
La carne se hurta al horiznte 
y los signos de tu vientre
son la piel de algunos trazos.
Todo calla.
II

Bebo tu nombre para encontrar tu piel.
Reconozco la sombra de tu asombro.
La lengua que escribe tu perfil.
El pincel me deja empapar el lecho.
Lecho de papel.
Algodón que funciona como puerto;
como tibio abrazo que se adhiere 
al destino de una linea.

III

Tus ojos se desnudaron en las esquinas.
Si hubo un principio fue gracias al azul.
Entre una orilla y otra 
queda una imagen ausente.
Formas que siguen la huella
que dejó el eco 
de las sabanas húmedas. 

Sergio Astorga Tríptico acuarela/papel 

2 comentarios:

Alicia Uriarte dijo...

Sergio, al final crear un cuadro no deja de ser lo más parecido a dar a luz una maravillosa obra tras lo que bien pudiera ser un acto de amor por la pintura.

Un abrazo.

sergio astorga dijo...

Alicia, parir formas es lo mas parecido al idilio entre lo que es y no es.

Disculpa el retraso ando con el año revuelto.

Abrazos trípticos.