viernes, 22 de agosto de 2008

Por la Ausencia


Por la ausencia

La ausencia se cuenta con los dedos
cuando la palma de la mano enloquece.

¿Cuántas muertes tenemos
que contar si regresamos?
¿Cuántos Antojos diseminados?
¿Cuántos kilómetros para encontrar abrigo?

No se siente cruzar el océano.
No hay ese olor de animal marino.
Ni el miedo al asombro.
No hay inmensidad que contar,
y no hay lugar para la sal
o el astrolabio.

Encapsulado a diez mil pies de altura
intuyo que debajo pasan veloces
agua y tierra indiferentes.

Agosto es de acomodo
porque ya tuvo el azul en la cintura.
Y en esa locura cabalga
de una península a una meseta.
Del viejo al nuevo mundo
destila el antropólogo.
Del río Duero al río Grande
entre cielos hidráulicos.
De Oporto a los Álamos
acelerando la doble
hélice de luz.

Las ausencias se cuentan con los dedos
y las presencias se forman de palabras.
Palabra a palabra voy llegando
que aquí el viento de noche
tiene murmullos de agua.
Palabra.
Sergio Astorga

4 comentarios:

Maria Helena dijo...

E um poema explendido!
E e verdade aqui o vento traz-nos a lembranca do mar.

Abol dijo...

Me encantan tus textos y tus pinturas.
Muchas gracias por escribirme y por enlzar a Ojo Travieso en tu blog.

Un abrazo desde Santiago de Chile
y la primavera casi en la esquina


Lilian

sergio astorga dijo...

Lilian,con un copo de vesrso de oporto en la mano derecha y un copo de verso chileno en la mano izquierda y teniendo de testigo el recuerdo del verso tequilero, desde estas tierras de acelerados neutrones te doy las gracias.

Un abrazo para alcanzar la esquina.
Sergio Astorga

sergio astorga dijo...

Helena uma lembrança de agua
uma lembrança do vento
uma lembrança sei lá...

Muito obrigado pela teu leitura sempre atenta e luminosa.

BJS.
Sergio Astorga