jueves, 30 de octubre de 2008

Soy Catrina


He sido comida por el aire no por los hombres. Aires grandes y suaves que me han dejado con los huesos.
Mi carne es la tarima de noches frías de tabaco y de esos humos negros que te embriagan.
No tengo lagrimas, todas las dejo en el hotel y en el vidrio del brindis.
Me duelen más los tobillos que mi vientre porque está vació de tanto recebo, en cambio mis tobillos giran, se hinchan al ritmo del danzón y me duelen, me duelen mucho como el sueño.
Mis labios son rojos porque quiero y me visto de domingo para gastar las miradas de los jóvenes que pasan.
Soy generosa, voraz y cordial a la hora del hambre y me enamora que me digan bella.
Soy Catrina y por eso éste aire me devora.
Sergio Astorga
Fotografía Graciel Iturbide

8 comentarios:

siempreconhistorias dijo...

¡Cuánta belleza! Catrina me trajo, Sergio, al gran Cézzane y aquellos bebedores de absenta. Tus letras son pura evocación.
Abrazo de aire.
Izaskun

Escrituraleatoria dijo...

Me encanta Catarina, recuerda a la catrina, a la pequeña muerte de lo sensual. Gracias por el danzón.

sergio astorga dijo...

Izaskun, evocaciones vaporosas, ya hablaremos de la Catrina, y aquí entre nos la verdadera Catrina es la parca, como bien lo dice en su desparpajo aleatorio y con palabras de jade Miriam.
Un abrazo tequilero nomás
Sergio Astorga

sergio astorga dijo...

Miriam: un danzón, aunque no sea en Veracruz.
La referencia a la Catrina de Posada es inevitable, es de esas coincidencias que Graciela Iturbide parece que ha tenido varias en su vida. Encontrarse con lo real y lo imaginario.
Siquieres recordar las ofrendas y algunas calaveras puedes ir a la exposición que en el cartel se anuncia, no solo hay pintura.
Un abrazo danzonero.
Sergio Astorga

Triana dijo...

Cuanto de Catrina hay en muchas de nosotras en las que el otoño empieza a llamar a nuestra puerta.

Magnifico Sergio y magnifica la ilustración con la foto de Graciela.

Un abrazo con aire de meseta.

Maribel dijo...

Cuánto se aprende contigo. La Catrina, personaje de la cultura popular mexicana. Qué bien la has dibujado con palabras y qué bien la ha fotografiado Graciela. Genial. Un abrazo de aire.

sergio astorga dijo...

Triana, la imagen de Graciela Iturbide es contundente, está escrita la vida en el rostro del personaje, hay una Catrina en todos nosotros es verdad.
Un abrazo de cristal.
Sergio Astorga

sergio astorga dijo...

Maribel, todos aprendemos a la vez.
Con palabras o imágenes se antoja vivir.
Un abraze sonoro.
Sergio Astorga