martes, 4 de noviembre de 2008

Calacas del Abarrote II

Para Lilian Elphick

La noche lleva las bridas,
y las troyanas vencidas
despliegan su fino canto
con el sabor de amaranto.

Una Quimera detiene
los apetitos de Gea
y del muslo de Atenea
el ansia de Páris drena.

En esos mundos vagaba
cabellera vespertina.
Sus abismos habituales
con ecos de aguamarina.

Siempre con ojo travieso,
nunca esperó la traición
de la parca mexicana,
no le valió el palimpsesto

ni su fama ciudadana
ni su pluma de aluvión
ni su porte de sultana.
Del Atlántico al Egeo

la tristeza se une al viento.
Lilian ya vaga en espuma,
su esqueleto ya es un verso
donde encalla el desaliento.

Sergio Astorga


Para Lauren Mendinueta

Su sonrisa colombina
como fulgor de guayaba
le granjeo la serpentina
que humedece la mañana.

Los verdes con los azules,
recuerdos de cafetales,
le dieron rostro a sus jueves
y cadencia a su donaires.

Cambiando de continente
quiso engañar a la dama
que se entiende con el alma.
No le valió ser prudente

porque al sonar de campanas
Lauren entró al inventario
de los laureles que llevan
aretes como poemario.

Sergio Astorga

6 comentarios:

siempreconhistorias dijo...

Un auténtico, genio, como dice Maribel. Qué placer conocer las calaveritas de mis m´´as admiradas amigas. De huesito dulce el abrazo.
Izaskun
(Caminé también hoy. Debo estar enloqueciendo y me duelen todos los huesos).

Abol dijo...

Muy bello, Sergio, me emociona...
Es tan bueno tener amigos como tú, Juan Yanes, la Canariza, Dédalus.
Agradecida por siempre
Lilian

Triana dijo...

Geniales Sergio, y como dice abol es "tan bueno tener amigos como tu".

Un fuerte abrazo ya con el olor del jazmín que entra por mi ventana

sergio astorga dijo...

Izaskun, moviendo el esqueleto se aviva el seso.
Yo también las admiro, por eso me atrevo a escribir algunas rimas que parecen versos.
Un abrazo rotulado.
Sergio Astorga

sergio astorga dijo...

Lilian, me gusta el siempre, me adormese, me arrulla, me enfrenta a mi finitud.
Es tan grato compartir palabras contigo que me olvido del Xochitlalpan para entrar en el Olimpo.
La emoción es mutua. Gracias.
Sergio Astorga.

sergio astorga dijo...

Triana, que el jazmín nos perfume a todos.
Un abrazo ampliado.
Sergio Astorga