miércoles, 18 de marzo de 2009

El ángel de la panza dorada y sus dos custodios

Absorbe el arco nocturno las señales
del muro que partió el sol
y periódicas astillas se infiltran en su espalda.

Contrario a los meses diurnos
que anunciaban la gloria,
sus jornadas,
son premoniciones de la cópula del céfiro.

En tierra
inunda de piedras los caminos,
el cráneo de los pájaros revienta
y una jauría de sonidos
se seca entre los árboles.
Queda una cicatriz de vuelo,
yerbas agrias y membranas arrancadas.

Su barriga de oro es erudita,
se ha tragado los vientos más ligeros.
Sus ojeras son de gula
y se frotan en sus ojos los insectos.
Alcohólicos y torvos,
los buenos ángeles
se tragan las sombras que descarta.

Sus dos custodios
son los tallos erguidos de batalla.
Y son altares de opulentos negros sus abrazos,
y son estériles los toques de corneta
y son inútiles los intentos de su aliento.
Y es pobre este pellejo de alusiones
y es vahído huraño todo ensayo.

El ángel de la panza dorada
te dará tu dosis de celo
y preñarás un ímpetu de fuego.
Buscarás entonces su amparo
cuando hieda la noche,
y nada temerás
al poner tus manos en su vientre.

Sergio Astorga

Acrílico/ tela (típtico) 100 x 200 cm.

18 comentarios:

siempreconhistorias dijo...

Querido Sergio, el acrílico de este barrigón con panza de oro me parece espectacular. El texto ome ha dejado impactada. Ese pellejo, esa forma de describir usando elementos doioarios me parece maravillosa. Lo leeré más y ás.
Un abrazo preñado de amistad
Izaskun

JUAN JES dijo...

Sergio!

El ángel de la panza dorada sobrevuela el lugar de las hormigas. La poesía es pintura y viceversa. Me refiero a tu obra.

sergio astorga dijo...

Izaskun, me ha quedado un aliento y un ánimo de negritud alada, no lo puede evitar, quería escribir un texto más amable para este panzón, pero me deje llevar por su porte altivo y sus conosonancias rebeldes.
Que remedio, vamos a poner remedio tocandole la panza.
Un abrazo impetuoso.
Sergio Astorga

sergio astorga dijo...

Juan Jes, tu que estás en el ombligo de la tierra, sabrás que no hay diferencias entre pintar y escribir, en ese vórtice se confunden sus diferencias.
Gracias por venir apretado en tu cordón umblical.
Un abrazo hormigueante.
Sergio Astorga

kuoremio07@gmail.com.ar dijo...

Muy bello!una pintura con mucha personalidad y presencia!besos

Lola Mariné dijo...

¡Huy! Te nos has puesto sombrío en estos versos.
Pero genial, como siempre.
Saludos.

Triana dijo...

Como dice Izaskun necesito leerlo varias veces para asimilarlo, es denso y fuerte pero bellisimo, lo voy a imprimir y me lo voy a llevar al sofá para desmenuzarlo despacio delante de un café.
El acrílico, sin palabras, con la boca abierta es dificil articularlas, así es que con todo disímulo, a la cesta.
Un abrazo con alas.
Triana

Maribel dijo...

Pues como dicen todos, el acrílico es de una gran belleza. La panza dorada no sé si será erudita pero sí que apetece poner las manos sobre ella. Hoy entre pintar y escribir no hay diferencias, la fusión es perfecta.

Un abrazo angelical.

sergio astorga dijo...

Kuore, se cuela por la noche una altivez que parece sólo entendible por el batir de alas, de mosca, moscardón o ángel, no importa hoy se festeja el vuelo.
Un abrazo presente.
Sergio Astorga

sergio astorga dijo...

Lola Mariné, hoy me visitó la dama oscura, la que tiene en su camafeo cabellos de ángel prieto.
Pero tu visita ilumina el antojo.
Abrazos siempre.
Sergio Astorga

sergio astorga dijo...

Triana, es curioso, uno siempre está a la espera de las embestidas francas, pero hay unas que cuidado! ha sido denso, espeso, con esa consistencia de la nata despues de "ferver".
Igual que ustedes lo leo y lo releo, buscando una hendidura para entender a este panzón terrible.
Un abrazo como de retablo.
Sergio Astorga

sergio astorga dijo...

Maribel, como te decia en tu Febrero, ocurrió en marzo esta alienza entre dibujo y escritura.
Una panza dorada, pensé en la avaricia, mas la erudición no está lejana de este afan por atesorar.
A veces se queda marzo pensando en su febrero, caprichos del misterio.
Un abrazo de ángel no tan malo.
Sergio Astorga

LETRAWEB dijo...

Pues hoy si he logrado ver tus pinturas.
La de hoy me parece estupenda. Destaca la luminosidad del amarillo en la pancita del ángel, la salvadora.
Me ha gustado mucho el poema, su profundidad, sus contrastes y pese a todo, su esperanza.

Abrazos!
Bye bye

sergio astorga dijo...

Martha, tu esfuerzo me alienta y entusiasma, gracias.
Si la barriga de oro tiene esa dósis amarilla esperanzadora.
Un abrazo que dance.
Sergio Astorga

PIZARR dijo...

Me gusta esta pintura Sergio, a modo de tríptico y ese contraste de la panza dorada con la austeridad del resto.

Y me gustan las contundentes letras que acompañan a la pintura.

Un beso de buenas noches

sergio astorga dijo...

Pizarr, los contrastes, los antagónicos, sol y sombra en el mismo instante, linea y forma, color y volúmen, hablar y callar, es un movimiento tenaz de mi trabajo. Y el poema, es de esos textos que son literalmente expulsados, imégenes que ejercían alta presión y buscaron el cuadro adecuado y esplotaron, sin miramientos.
Buenas noches ya también hoy para ti.
Sergio Astorga

Inuit dijo...

Como un talismán sanador, donde la verdad y la autenticidad se guarda amorosamente en la gran panza, en el vientre. ¿Quizás medita este ángel?
Inuits

sergio astorga dijo...

Inuit, medita y carboniza, es coqueto, pero es uraño a los cariños, sabe su destino y le molesta poder cuestionarlo. No es obediente, pero asume lo inevitable.
Un abrazo dde misterios.
Sergio Astorga