martes, 10 de noviembre de 2009

Ofrenda para La nave de los locos.

Para Fernando Valls

Una maraña de voces
de esponjas y quelonios,
muros de espuma y pieles
de ojos en los cielos altos.

A navegar por las cucharas,
por cacerolas de ficción.

Los escritores narraban
bajo las olas lunas de harina
con su tinta negra de musgo.

Los rumbos asechan
y se llenan sus orejas
con los empellones del reflujo.
Los puertos se han llenado
de círculos submarinos
y una sirena de tacones
rojos seduce los argumentos.

A babor las palabras ramas.
A estribor la niebla y la sintaxis.

Brújulas sugestivas imperfectas,
entrañables jaulas de agua,
navegar elástico por islas sin mapa.
Siempre la rosa de los vientos
escribiendo sin tregua su baraja.

A los corales todos marineros
que la nave se va cuando regresa.
Sergio Astorga

Tinta/plumín 16 x 30 cm.

20 comentarios:

Fernando Valls dijo...

Muchas gracias, querido Sergio. Me siento tan emocionado como agradecido. Un abrazo.

Lola Mariné dijo...

¡Que bonito!

Antonio Serrano Cueto dijo...

Hermoso regalo. Me encanta tu pintura. Creo que Fernando debería plantearse, con tu permiso, colocarla de cabecera en su blog. Un abrazo.

marisa dijo...

Definitivamente, eres genial querido sergio.

Maribel dijo...

¡Qué maravilla! Preciosa ofrenda. La verdad es que no sabría cuál elegir, me gustan todas.

Un abrazo.

Triana dijo...

Como Maribel, no se con cual quedarme, hermosos tus versos y fantástica la tinta.
Un abrazo con rumor de caracolas.

Olga B. dijo...

Pues algo así me he imaginado yo a veces, ese barco cargado de literatura, navegando sobre un mar iluminado de letras y gente.

Alicia dijo...

Por un momento me he imaginado el rastro de ese barquito tan maravilloso en el mar. Una huella de oleaje sinuoso blanco sobre las aguas cristalinas y azules. Se podía leer perfectamente el mensaje: GRACIAS.

Fernando, cuando decidas emprender viaje, avisa. Creo que todos estamos deseando embarcar en tu nave.
Un abrazo

siempreconhistorias dijo...

Bella nave para tan largo viaje.
Felicidades a los dos.
Besos.
(me encantaron los caracoles en el mar)

Abol dijo...

Qué hermosos azules, Sergio.
Van mis abrazos marinos
L.

sergio astorga dijo...

Fernando, navegar con locura es una de las insignias marineras que mas aprecio.
Soltar las amarras y sobre el viento la vela.
Gustoso que que te haya gustado.

Un abrazo bien anclado.
Sergio Astorga

sergio astorga dijo...

Lola, a la mar que me ahogo en tierra.
Abrazos camaroneros.
Sergio Astorga

sergio astorga dijo...

Antonio, tu propuesta temeraria me encanta. Motín a bordo. Saltemos.

Abrazos salvavidas.
Sergio Astorga

sergio astorga dijo...

Marisa, andando andando que se me acaba noviembre ofrendando.
Abrazos sin respiro.
Sergio Astorga

sergio astorga dijo...

Maribel, con sus altibajos espero que los ofrendados no queden ofendidos.

Un abrazo orfertado.
Sergio Astorga

sergio astorga dijo...

Triana, versos quisiera tener para poner en la ofrenda, espero tener equilibrio y que una no desmerezca a la otra.
Abrazos entre sustos.
Sergio Astorga

sergio astorga dijo...

Olaga, coincidir en medio del océano, solo en suelo de agua, que es el mismo del sueño.

Un abrazo espejo.
Sergio Astorga

sergio astorga dijo...

Alicia, todos a la nave, que ya la conocemos y se que pronto llegará a la ínsula Barataria donde estaremos ensanchados.

Un abrazo de marineros.
Sergio Astorga

sergio astorga dijo...

Izaskun, las caracolas tienen la virtud de oírse a si mismas. Subamos a la baraca y navegamos por donde la corriente quiera que alguna tierra vendrá a nuestro encuentro.

Abrazos a la mar.
Sergio Astorga

sergio astorga dijo...

Abol, hay azules que nos inflaman de verde y de violeta, solo para querer otro azul por la mañana.

Abrazos entre azul y buenas noches.
Sergio Astorga