jueves, 28 de enero de 2010

Música Japonesa

Dedos en la tela:
suave roce.
Mandarino licor
el sudor de tu espalda,
y en la mañana caliente,
una copa de nube
por la rama.
Sergio Astorga


Acuarela/papel 20 x 30 cm.

10 comentarios:

Maribel dijo...

Muy lograda esa acuarela, muy japonesa, y los versos también. He de confesar mi ignorancia sobre la música japonesa, sin embargo estoy convencida de que la identificaría enseguida. Todo lo oriental es tan distinto, tan mágico, tan identificable. Me gusta.
Un abrazo de sol naciente.
(Y voy a buscar música japonesa en la red)

siempreconhistorias dijo...

Tremendo, Sergio. Rendida a tus pies, quedo con este poema. Bellísimo. Lo leo y releo en voz alta y te imagino con los ojos rasgaditos de japonés. Qué lindo. Me encantó esta música. Me sonó diáfana y con buen ritmo. Aguda para mi tesitura y tal vez por eso encantadora.
Eres un genio.
La acuarela, tú sabrás por qué, me resulta triste en su belleza.
Abrazos mandarinos.

Alicia dijo...

Sergio, se adivina le tersura de la piel a pesar del kimono de seda de tonos pasteles. Se presiente el vibrante tono ascendente de los ritmos de taiko invadiendo todo el espacio. Se saborea el sake en el ambiente.

Esta música me ha sonado muy lejana.

Besarkadatxu bat

Lola Mariné dijo...

Encuentro un curioso contraste entre tus siempre alegres versos y esa acuarela un tanto oscura...
Saludos.

B. Miosi dijo...

Me gusta esta nueva etapa, versos y pinturas de diferentes lugars del mundo.

¡Muy oriental el dibujo!

Besos!
Blanca

sergio astorga dijo...

Maribel, es de esas acuarelas de rara resolución, uno ataca y el color va surgiendo casi por casualidad. La música japonesa extraña para nuestros usos, a mi siempre me a dejado una sensación de sensualidad imperceptible, tal vez porque estamos acostumbrados a la sensualidad brusca.
Espero que encuentres buena música.

Abrazo a media luna.
Sergio Astorga

sergio astorga dijo...

Izaskun, a mi me paso algo similar, lo leía y releía y encontraba tesituras extrañas y dude mucho en dejar la imagen poética como una instantánea, fugaz e insinuante.
La acuarela, como le comentaba a Maribel, tengo la misma impresión, esta esa mujer como abandonada a su propio cuerpo, ensimismada, solitariamente a gusto.

Un abrazo de cerezo.
Sergio Astorga

sergio astorga dijo...

Alicia, te comento que mi relación con el sake no ha sido afortunada las tres ocasiones que lo probé, solo conseguí dar unos cuantos sorbos, tal vez en otra oportunidad encuentre sus cualidades. El que me encanta es Basho.
Música lejana e insinuante, es cierto.

Un abrazo en sedas.
Sergio Astorga

sergio astorga dijo...

Lola Mariné, espera a que suba los dramáticos que tengo suficientes para llenar una ollita.
En esta ocasión la acuarela se acomodó en el contraste.

El abrazo es alegre.
Sergio Astorga

sergio astorga dijo...

Blanca, sigo la hebra, se me ocurrió buscar sonoridades y aquí andamos.
Han sido pequeños poemas, intentare narraciones o diálogos, no lo sé, lo intentaré.

Abrazos orientados al oriente.
Sergio Astorga