jueves, 25 de marzo de 2010

Mrs. White

Una ráfaga de pupilas se tensan casi liquidas al medio día.
Un altamar de jamases -guarida de adioses- a las tres.
No todo es blanco lo que queda fecundado a las seis.
Por la carne también se llena el tiempo, de noche.

Todos los días por estas horas escribía en su libreta sin importarle que el hilo de la historia no tenga sentido.

Luto de la casa en mis congelados ojos, los lunes.
Sonoros abandonos en mi vientre nupcial, los martes.
Utensilios de madera que recuerdan a mi madre, los miércoles.
La fiebre venenosa de mis labios de viuda, los jueves.
La garra derecha atrapando el aire semántico del sexo, los viernes.
Negros puntos de sombra en mi falda, los sábados.
Los domingos descanso.

Todos lo días por estas horas un pez espada deja sus escamas como si fuera verdadero.

No es así, Mrs. White?

Sergio Astorga
Tinta China/papel 20 x 30 cm.

10 comentarios:

Abol dijo...

Una semana con Mrs. White es lo más verdadero;tanto, que duelen los ojos.

Abrazos de pez espada,
L.

siempreconhistorias dijo...

Mucho duelen con esa señora las semana. Qué bello, Sergio, todo en lo que te expresas.
Un abrazo de mar serena.

Helena dijo...

Negros puntos de sombra en mi falda son luto de la casa...

Si duelen los lutos...

Besos en horas de pez rojo.
Helena

sergio astorga dijo...

Abol, si es real el blanco de los ojos, de una mirada a otra la niña se obstina en mujer y todo su ser es trasparente, nunca sabrá que la miramos.
Será real lo que decimos?

Abro los ojos y están húmedos de brisa.

Abrazos que huyen por el agua. Chapalean.
Sergio Astorga

sergio astorga dijo...

Izaskun, las arrugas de los blancos son pacíficas. Buena noticia.
Los alfileres no se sienten por ser monosílabos y es repentino el deseo de vivir un año de reflejos mirando de soslayo.

Abrazo mara adentro.
Sergio Astorga

sergio astorga dijo...

Helena, los lugares van y vienen: se aparecen.
Ascendemos y la hierba fresca sentencia permanencia, es entonces que los puntos negros de sombra emergen. A veces la lluvia los oxida.
Hay días en que no pasa nada y hay descanso, así se perfora el espacio.
El luto si no se mueve se pudre como los adultos de la casa.
La sombra es el suelo de la luz y en espirales el dolor se desvanece.

Abrazos olfativos de pez de vela.
Sergio Astorga

Inuit dijo...

Sergio,
Veo que tienes la semana completísima, pero los viernes son los viernes. Tendríamos que procurar que algunos días de la semana, por un ratito, fuesen viernes.
Qué bonita la imagen del pez espada, espero que pase en son de paz, en cualquier caso, las escamas relucirán con la luz y a lo mejor, en el destello, unos acordes de mar sonarán.
Me encantó tu comentario, muy creativo, gracias.
Inuits

alicia dijo...

Todos los días a la misma hora tomaba la pluma. Con ella en la mano, a modo de prolongación de la mandíbula superior del pez espada, salpicaba letras taladrándolas en su diario de hojas de papel forrado en piel. Allí iba transformando las ideas en palabras. Las gotas de tinta recién escritas, al brillar, parecían escamas que al ir leyendo daban sentido al lenguaje y vía de escape a su rutina semanal.

Un abrazo de Semana Santa.

sergio astorga dijo...

Inuit, los viernes las cuerdas del chelo se tensan y una suite en sol de Bach se compromete a saturar el espacio.
Me gusta la imagen del pez espada saliendo del agua dejando a su paso como los vio Tablada, cristales de agua.

A mi encantan tus fotografías tienen un estado contemplativo. No atrapan lo fugaz, retienen tu respiración.

Un abrazo Asa 400.
Sergio Astorga

sergio astorga dijo...

Alicia, que tu comentario crece y crece y ya es una bella estampa, por llamarle de algún modo. Ya es un texto independiente, te sugiero guardarlo y que te parece si después haces un libro con la selección de los mejores comentarios que sin dejar de serlo por la motivación con la que fueron hechos, logran por su calidad, independencia literaria.

Abrazos purpurinos pero sonrientes.
Sergio Astorga