sábado, 19 de junio de 2010

Carlos Monsiváis

El Abarrote no consigue levantar la cortina y mi Vallejo me retumba en la consciencia "hay golpes en la vida, tan fuertes... ¡Yo no sé!
Hoy a muerto Carlos Monsiváis una brillante luz indispensable para iluminar al México negro.
Hoy hay tinieblas, sí, esta su obra, pero su voz critica en estos momentos de mediocridad la vamos a añorar.

"Hay golpes en la vida, tan fuertes...¡Yo no sé!

Este abarrote lo festejó en su aniversario 70 y hoy guardaré un profundo silencio

Si quieren leer http://astorgaser.blogspot.com/2008/05/carlos-monsivis.html

13 comentarios:

Maribel dijo...

Lo lamento mucho. ¿Habrá alguien capaz de ocupar estos huecos? Son demasiados vacíos ya.
Un abrazo sentido.

siempreconhistorias dijo...

Se nos van en compañía, Sergio admirado. Conocí a Monsivais en estos Antojos, hoy me uno a tu silencio.
Que la tierra les sea leve.
Un abrazo,

Alicia Uriarte dijo...

Sergio, esta mañana estaba duermevela en un domingo sin prisas. En el parte de las nueve, en la radio que siempre tengo en la cabecera, he oído la triste noticia. Me he acordado de ti pues tú nos lo presentaste en tu blog.
Carlos Monsiváis al igual que José Saramago, nunca serán pasado. Ambos tendrán la fortuna de que sus legados literarios y humanos volverán a ser presente cada vez que una persona abra un libro de sus libros.

Próximo el solsticio de verano, nos inclinaremos hacia el astro sol, por qué hará los días más largos que las noches y esta circunstancia producirá que la luminosidad de sus rayos mitigue de alguna manera la oscuridad en que nos ha sumido estas dos partidas.

Un abrazo con sentimiento.

Alicia Uriarte dijo...

Quería decir un capítulo de sus libros.

Abol dijo...

Las letras de Saramago y Monsiváis no nos golpean, amigo acuarelista. Nos hacen ser mejores y más fuertes.
Ellos se han ido, pero no, están con nosotros desde la otra orilla. Vallejo ríe.

Abrazos,
L.

María Eugenia dijo...

Si algo tenemos seguro... sin embargo, no por segura la muerte es menos dolorosa.
Celebremos la vida de Monsiváis, leamos su obra, extrañemos sus colaboraciones impresas y sus comentarios irónicos en la tele, la radio y en todo medio que estuviera a su alcance, pues al fin y al cabo era "ajonjolí de todos los moles".
Un abrazo desde este México que todavía no se secaba las lágrimas por las muertes de Carlos Montemayor y Gabriel Vargas cuando lo sorprendió la partida de Monsiváis.

sergio astorga dijo...

Maribel, ebrio ya de mil muertes, te puedo decir que lo llena la mediocridad, porque esos espacios son únicos.

Un abrazo silente.
Sergio Astorga

sergio astorga dijo...

Izaskun, a la tierra cierta, que el cielo no tiene lugar fijo.

Un abrazo leve.
Sergio Astorga

sergio astorga dijo...

Alicia, estoy entrampado en un saco de vocales. Lo que se extrañará es la presencia ética y la capacidad critica para desenmascarar.
La obra queda para los lectores, siempre pocos para influir en los círculos del poder.

Abrazo atardecido.
Sergio Astorga

sergio astorga dijo...

Abol, es verdad, uno pierde los días, la ternura.
Los golpes no son de ellos, es de ese ciprés enorme que no entiendo, que no puedo escalar, que proyecta su sombra y me abraza.
Ya no sé, si seré fuerte o bueno algún día, pero me agrada oír la risa de Vallejo y si tu lo dices, lo sabes.

Abrazo de acua acua.
Sergio Astorga

sergio astorga dijo...

María Eugenia, pues el mole ya se ultimó y las charamuscas y los juditas ya tienen nuevos personajes y en esta lucha de mascara contra cabellera ya están ganando lo rudos.
Levantemos nuestro tarro de apio y brindemos por lo que se fueron, que ya Doña Borola anda inquieta y nos vaya a propinar un coscorrón.

Un abrazo p'a no quebrarse.
Sergio Astorga

Freia dijo...

Querido Sergio:

Pues yo tengo que reconocer que para mí solo era un nombre. Nunca he leído nada suyo. A la vista de las necrológicas y, sobre todo, de su retrato hecho por ti en vida, ahora lo conozco un poquito mejor, lo suficiente para atravesar la barrera del desconocimiento e intentar acercarme a su obra y a su figura.
Efectivamente, que la tierra o el fuego les sea leves.
Un abrazo de despedidas tan difíciles

sergio astorga dijo...

Freia, reconocimiento indispensable para abrir boca. Una de las característica de la obra de "Monsi" como le decían sus amigos cercanos, era su concentración a los acontecimientos principalmente en la Ciudad de México y Latinoamérica, motivo por el cual sino estas enterado de pormenores, es difícil encontrar sentido, pero si podrás notar una argumentación brillante e irónica. Sus estudios sobre la historia de poesía literaria es muy valiosa, si tu quisieras conocer un poco mas de poetas y su devenir, Mosi puede ayudarte mucho.

Un abrazo con la tranquilidad de los vivos.
Sergio Asytorga