lunes, 14 de marzo de 2011

Para todo mal





11 comentarios:

Gemma dijo...

Muy recomendable, doctor.
Seguiré sus consejos.
Un abrazo fuerte

mammamia dijo...

¡Ay!Ya me parecía a mí que me había equivocado de médico.
Que no es lo mismo que te recomienden sentarte en un flotador,que sentir que flotas tomando"TEMPORAL"cada hora.La próxima vez le pediré cita doctor.
Tome besos flamencos sentiitos y jondos cada hora, en desayuno,comida y cena

Alicia Uriarte dijo...

Sergio, tras tomar la suficiente dosis de "TEMPORAL" te envío el informe con los efectos producidos:

TEMPORAL DE PRIMAVERA

A la espera de la primavera
transito por el Temporal
explosión colorida de destellos
emociones de intensidad sin par
que la nieve gélida fundirá.

Mariposas que cruzan el cielo,
su descanso será el néctar
su reposo la paz
su movimiento los ritmos
que mis ojos harán brillar.

Olas que surgen del mar,
su descanso será la brisa
su alboroto el vendaval
su movimiento las mareas
que mi cuerpo mojará.

Sol que nace del horizonte,
su descanso será la sombra
su fulgor la furia
su movimiento los rayos
que mi rostro acariciarán.

Luna que emerge sigilosa,
su descanso será el día
su despertar la noche
su movimiento las fases
que den sentido a mi vida.

Caminar siempre hacia adelante
no empeñarse en mirar atrás
hoy hay sol de tibieza
de nuevo volverá la oscuridad
y el día helado retornará.

Un abrazo.

Gárgola dijo...

Lo que está cayendo por aquí... literal y figurado ;)
Vamos a necesitar una junta de poetas a ver si salvamos algo!!!

besos

PD. He compartido el link de tu libro y blog en el libro de las caras

SUGARMA, S.L. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
sergio astorga dijo...

Gemma, no podría estar más satisfecho al ver seguir mi prescripción y, recuerda que un buen Malabar se lleva estupendamente con un Temporal, hasta el momento no hay una contraindicación medicinal.
Come frutas y verduras dice el complemento para una salud estacional.

Un abrazo semanal.
Sergio Astorga

sergio astorga dijo...

Mammamia, estoy a sus órdenes en horarios de consulta, sólo cante uste una seguidilla y seguidito taconeo la receta.
Recuerde que una sobre dosis de Temporal puede provocar una interrupción rítmica y en vez de cantar flamenco puede llegar a cantar boleros cubanos, tome sus precauciones si así es el caso.
Su contra receta me ha caído de chipen, creo que ya siento una leve adicción.

Abrazos en cucharaditas.
Sergio Astorga

sergio astorga dijo...

Alicia, ¡qué barbaridad! te tomaste todo el envase, creo que seguiré tu consejo y me tomare dos Temporales aunque tenga una hospitalización verbal urgente.

Espero que no te cause adicción y me da muchísimo gusto que te provoque, vamos, que se te antoje escribir y soltarte.

Hoy como dices hay tibieza.

Un abrazo de 500 miligramos.
Sergio Astorga

sergio astorga dijo...

Gárgola, los poetas siempre salvan a destiempo por desgracia y con tanto desastre humano tendremos que renovar el ansia del vivir de alguna manera.

Un abrazo con tiempo y a tiempo.
Sergio Astorga
*gracias por promover la medicina, porque Temporal no mata, nomás taranta

María Eugenia Mendoza dijo...

Querido Sergio:
No vayas a creer que por llegar con cierto retraso al recordatorio de la posología, he dejado Temporal olvidado en el buró.
Aunque haya días en los que el sol ilumina el exterior de manera maravillosa si uno está "que no lo calienta ni el sol", una simple ojeada a Temporal, reforzada por una buena dosis de Antojos y de los poetas amigos el efecto apapachador se potencia maravillosamente.
Gracias por el poético bálsamo.
Un abrazo.

sergio astorga dijo...

María Eugenia, para los días faustos e infaustos no hay como tomar dos cucharaditas de Temporal antes de irse a dormir para que el efecto actúe durante el sueño y el inconsciente pueda desenvolverse con todo su potencial. Si padeces insomnio sólo tienes que frotar algunos versos con vigor y pronto tendrás la irrefrenable sensación de adormecimiento después de un duermevela placentero.

Recuerda que: en la casa y en la oficina Temporal para cualquier malestar físico o mental.

Un abrazo cardinal.
Sergio Astorga