viernes, 17 de junio de 2011

Entre ruedas

Rolar sin designios de mercurio o de tameme con el único fin de rimar la calle con el valle, la bicicleta fue inventada, porque fue inventada, con el principio básico de repartir la humanidad corpórea sin distingos de género a todo lugar donde la rueda, principio básico, pueda rodar.
En palabras llanas, Facundo pedaleo sin parar hasta que el trolebús lo dejó impactado en una nueva intertextualidad.
Sergio Astorga.

Acuarela/papel 20 x 30 cm.

10 comentarios:

Maribel dijo...

Lástima ese impacto del trolebús porque Facundo está encantado con su bicicleta, se le ve muy a agusto bicicleando (verbo inventado en mi casa y que mis hijos creyeron que existía).

Un abrazo redondo (como una rueda).

Alicia Uriarte dijo...

Todos tenemos alguna historia alrededor de la bici. En mi caso, como madre acompañante de un hijo ciclista, competidor en la modalidad BTT de montaña. También está unida a mi faceta de ecologista, por tratarse de un vehículo no contaminante. Pero además me gusta por ser femenina. Hasta en sus formas se adivina. Siempre esquivando a los masculinos-por el contaminante tubo de escape se les reconoce- coches, camiones, autobuses…. Pena que al final ese trolebús le haya arrollado. Pobre Facundo que ya no puede continuar dando la vuelta al mundo.

Un abrazo

Isabel Romana dijo...

Ay, ay, por eso a mí no me van mucho las bicicletas, Facundo. Besos sonrientes.

sergio astorga dijo...

Maribel, tienes razon, este Facundo no es un aceta y se divertía de lo lindo. Dicen que una agujeta se le atoró en la cadena de la bicicleta pero él, sin perder la chaveta, controló las ruedas con la mala suerte que en una gambeta abandonó nuestro planeta.

Biciclenado me gusta voy adoptar esa pirueta, en mi blicla sin meta.

Un abrazo de glorieta.
Sergio Astorga

sergio astorga dijo...

Alicia, no sabía de tu gusto por la bicla de montaña que es un hazaña no sarse un topete con un árbol o caer en una cuneta.
La bicicleta en su diseño, sobre todo las llamadas turismo, han cambiado su referente masculino -femenino una barbaridad.
A mi me encanta la sensacióon mecánica del esfuerzo. Duplicar o triplicar la vuelta de la rueda al pedalear.

Facundo tuvo un simple problema de la cadena motriz evolutiva: el bus se comió a la bici.

Un abrazo benotto.
Sergio Astorga

sergio astorga dijo...

Isabel, no hay como caminar por las ruas, y como hemos visto, todos los caminos llegan a Roma.
Paso a pasito vamos haciendo el caminito.

Un abrazo a pie.
Sergio Astorga

Gárgola dijo...

La acuarela es genial y el texto divertidísimo.
La bici tiene estos riesgos, si te caes te puede atrapar el metatexto o el interfórico.
Facundo seguro que se recupera y sigue pedaleando.
Besos

sergio astorga dijo...

Mi querida Gárgola, tu más que nadie sabe del alto impacto y de actividades extremas -eso de vivir todos los días es cosa riesgosa- y si le aumentamos el pedalear en y alrededor de la ciudad las colisiones son casi inevitables.

En lo que respecta al parte médico de Facundo es el siguiente: Tiene fuertes hematomas en el orgullo, Una ataxia severa en su percepción del futuro,hemiplegia en la parte costal de su sentido del espacio. Fractura de sus pretensiones intercostales.Una palpiledelma que distorsiona su percepción cívica. Ya postrado como estaba se encontraron helicobacterias en su panza lo que lo tiene realmente triste.Le administraron decadron, algunos antibióticos comerciales y la lectura de los Viajes de Gulliver.

Tiene para tres semanas en recuperación y posiblemente lo den de baja en sus habilidades elusivas.

Gracias por tu preocupación, este Abarrote afirma que la bicicleta seguirá siendo su modo de locomoción y conmoción.

Abrazos rodantes.
Sergio Astorga

María Eugenia Mendoza dijo...

El gesto lo dice todo, Facundo estaba seguro de rebasar al trolebús. Si tan sólo se hubiera amarrado las agujetas, no se habría producido semejante descalabro.
A veces lo más elemental es lo que pasamos por alto. Tendré presente a Facundo, ruedas o no de por medio.
Un abrazo.

sergio astorga dijo...

María Eugenia, lo viste? pasó raudo por el Eje Central y quiso dar vuelta en Avenida Juárez, justo enfrente de Bellas Artes, no me había percatado de las agujetas desabrochadas, y zas!, cuas! pas! el pobre Facundo con la mollera ensangrentada.
Be careful dicen por acá.

Un abrazo en bicla.
Sergii Astorga