jueves, 8 de diciembre de 2011

La Huida


Las paredes se impregnan de sonidos antiguos. Seguramente todavía no sales de tu miedo.
La puerta abierta, como la palabra dicha, no tiene retorno.
Sergio Astorga


Tinta/papel

8 comentarios:

Alicia Uriarte dijo...

Sergio, hay tres cosas que nunca vuelven atrás: la piedra tirada, la palabra pronunciada y el agua pasada.

Sonidos nuevos.

Goathemala dijo...

Tal vez por eso se deba ser tan precavido en todo lo que uno hace.

Un abrazo.

Gemma dijo...

Escucha esos ecos, a ver qué te desvelan...
Un abrazo gigante!

Freia dijo...

¡Cuánto cuesta cruzar el umbral..!
Aunque nos libere.

Un abrazo abierto.

sergio astorga dijo...

Alicia, rotundas tus afirmaciones. El agua y el viento siempre pasan por lugares nuevos.

Abrazos que pasan.
Sergio Astorga

sergio astorga dijo...

Goathemala, un gusto verte por estos lares cámara en mano. Convencernos del arrojo es un batalla muchas veces perdida.

Un abrazo cauteloso.
Sergio Astorga

sergio astorga dijo...

Gemma, volare oh oh, cantaré oh oh oh, que todo está pintado de azul. No espera, el eco se ha metido en una gruta, se revuelve, sí, el infinito se vislumbra. Pasa un murciélago, todo es silencio ahora. Espero…

Un abrazo rollizo.
Sergio Astorga

sergio astorga dijo...

Condesa, en góndola sería más evocativo. Entre mercaderías de diverso género. La libertad entre ellas.

Abrazos de ¿bienvenida?
Sergio Astorga