viernes, 9 de marzo de 2012

Marca de agua



El agua se rompió por lo más fino. De la sequedad fueron naciendo punzadas de forma. Noche y día se confunden en su tacto y su tiempo es el mismo que curte a los océanos. Ellos miran al futuro cuando sus amapolas masculinas despiertan. Sus azules son ciegos. Cuando los miras parece que son luminosos, pero ellos no lo saben. Sus ojos son de agua muerta y pueden mirar más allá del olvido.Tienen la voz seca del vaticinio, por eso cuando estas en silencio y tu sangre esta tibia los escuchas. No lo niegues. 
Ahora ya los has visto. No temas, no tienen dientes y su mordedura es blanda.

El cielo ya llegó a su costa y el silencio se refugia.

Dejémoslos dormir.

¿Estás de acuerdo?

Sergio Astorga
Acuarela/papel/madera 10 x 26 cm.


8 comentarios:

Maribel dijo...

Oh, me ha seducido esta marca de agua. Allá donde se encuentre el líquido elemento llegaremos los peces.

Un abrazo azul.

sergio astorga dijo...

Maribel, es tu cascabel.
¿Te das cuenta?
Llegan en tropel.
Tiene Alicante en la piel,
y un guardián en cuartel
enciende el laurel.
Son ellos.
Tú eres el timonel.

Abrazos en redondel.
Sergio Astorgel

Myriam Mahiques dijo...

Esa acuarela es un placer para los ojos :) Un beso,

Alicia Uriarte dijo...

Sergio, no sabía cómo llegar al mar y me dijeron que tomara como compañero al río. Al terminar el viaje y llegar a tal elemento me senté en la cresta de la ola del pensamiento esperando sumergirme en la espuma de la imaginación. Allí vi una imagen parecida al cuadro que nos presentas.

Un abrazo.

sergio astorga dijo...

Myriam, en este Abarrote buscamos remedios a cualquier hora. Me gusta tu comentario porque podemos decir en vez de colirio lleva una acuarela para sus ojos, le refresca y alivia.

Muchas gracias.

Abrazos de vista sana.
Sergio Astorga

sergio astorga dijo...

Alicia, lo sabía, estos marcadores de agua andaba en la vagancia. Sólo tu vista avispada pudo dar con ellos.

Espero que tu imaginación siga viento en opa.

Abrazos con agüita de colonia.
Sergio Astorga

María Eugenia Mendoza dijo...

Refrescante y evocadora esta marca de agua.
Un azulado abrazo.

sergio astorga dijo...

María Eugenia, en estos momentos puedes estar a tu lado deseosos de que los mires. Ya sabes que son inofensivos pero, causan adicción.

Abrazo marcado.
Sergio Astorga