jueves, 12 de julio de 2012

El bengalista



Dijo que venía de esos caminos de versos y cantos; cuando los niños se dormían creyendo que los espíritus volaban envueltos en sabanas blancas.

Flaco, como dibujo a tinta, olía a sermón apurado en octavas reales y esbozaba una sonrisa celestina, fascinante. No se cuanto tiempo me quedé contemplando esa estampa. Él, como sabiendo su atractivo y a su merced, me habló del libro del buen amor. Yo lo escuchaba, no sin maliciar que se trataba, tan trovadora figura, de algún profesor de literaturas que había desahuciado su sano juicio.

Mi natural instinto me decía que tal vez, algunas monedas compensarían sus ardores, pero cuando me llevaba la mano al bolsillo, él, con el aplomo del artesano encendió una bengala y se fue cantando como si nada.

Cuando veas un bengalista, puedes poner tu entendimiento a dar cosecha, dejar las risas y perder el bolso.

Sergio Astorga

Tinta/papel 20 x 30 cm.

4 comentarios:

María Eugenia Mendoza dijo...

Qué fácil es sentir fascinación por personajes tan bien dibujados. Gracias por advertirme lo que al toparme con un bengalista puede sucder.
Va un abrazo, querido Sergio.

Lola MU dijo...

Encandila este juglar de otra dimensión, Sergio; encandila y atrapa....como su autor.
A falta de bengalas...un abrazo sol-eado.

sergio astorga dijo...

María Eugenia, si lo miras por Carillo Puerto o en el Jardín del Bazar del sábado, no te sorprenda, si lo miras rondar las quesadillas de flor de calabaza, son su deliro, no lo perturbes y posiblemente después te dirá algunos versos del Arcipreste de Hita o del Cantar de los Cantares, yo lo he visto, gracias a su evocación, caminando muy ufano por la Rua de Antero de Quental.

Lumínicos abrazos.

sergio astorga dijo...

Lola Mu, vieras que algunas cantigas de amigo, mas bien de amiga, las tiene bien memorizadas. En un momento que tengas, un silencio de Calderón, o un silencio de blanca, puedas escucharlo. Se presiente una tenue luz, si tienes calma de verano, es seguro que lo encuentres.

Abrazos con dominante en sol.