martes, 25 de junio de 2013

Huesos


Se levantan alegres sosteniendo sus huesos. Son festivos y  juegan a no tener cuerpo.

Se escuchan sonidos de guijarros y a veces, cuando la luna está dormida, cantan canciones de amor y de olvido. 

Cuando tienen frío salen al sol y pueden contar sus historias de ultratumba.

Serie Huesos de la Exposición Entrelazados. Galería Vantag. Rua Miguel Bombarda 522 Porto, Portugal.

4 comentarios:

Isabel Barceló Chico dijo...

A veces yo también querría no tener cuerpo y salir al sol. Besos, querido amigo.

estela ela dijo...

La incorporeidad parece unida a la consciencia de cada parte del cuerpo, a ese tintineo de huesos.

sergio astorga dijo...

Isabel,es tan fuerte el sol romano que calcina huesos y voluntades. La ingravidez puede soportar cualquier rayo solar. Yo también quisiera ser descarnado.

Abrazos contemporáneos

sergio astorga dijo...

Estela ela, el tintineo se escucha cercano. Cuando los caracoles devoran las flores siempre hay una consciencia de lo que fue.
Es esqueleto rebosa de alegría.

Abrazos huesudos.