lunes, 31 de marzo de 2014

Octavio Paz


Para Octavio Paz

Creces en tu lecho de palabras. Fluyen en tu laberinto de sílabas. Buscas la higuera, el zumbido y el tambor de la sangre sacrificada. Se agolpa en tu frente el galope del aguacero y de la luz. La luz y sus sustancia brilla en esas hormigas de palabras que te corren por tu cuerpo de árbol.
Te crecen los pájaros, se abren las granadas de tu garganta para que la piedra solar se bañe con la fresca agua de los días en procesión.
Los dientes largos de la noche machacan tu presencia una y otra vez en esta nuestra danza solitaria.
He aquí que te recuerdo en la sequía de los minutos.

Sergio Astorga 
Acrílico/tela 60 x 80 cm.

6 comentarios:

Maribel Romero dijo...

Bonito homenaje, Sergio, en este número 100.

Un abrazo.

MARÍA JOSÉ SÁNCHEZ VÁZQUEZ dijo...

Excelente y poético homenaje, Sergio. Y la ilustración en tu línea de originalidad.
Un abrazo

Alicia Uriarte dijo...

Sergio, merecido homenaje a Octavio de Paz y a ese "poema circular" tan emblemático, PIEDRA DE SOL, que has incluido en tan bella imagen.

http://www.youtube.com/watch?v=WmLrgC8B-hE

Un abrazo.




sergio astorga dijo...

Maribel, celebremos la palabra de Paz que retumbará por mucho tiempo.

Abrazos por centenas.

sergio astorga dijo...

María José, imprescindible vivir la palabra y el mundo de Octavio Paz.

Abrazo de origen.

sergio astorga dijo...

Alicia, Piedra de Sol es un portento.
Tu buen gusto no se altera,

Abrazo que avanza, retrocede y llega siempre.