martes, 1 de septiembre de 2015

Septiembre



Humea la piedra en blanco mucho más lejos de mis manos. La rapidez en doble filo es fértil semestre de antiguos pedernales.
Septiembre nace con la misma esperanza de humano a ver si las costumbres se alejan del martirio. Por eso el ángel del libro sube hasta los débiles y suscita libertades.
Esta dicho, septiembre se amamanta de libro.

2 comentarios:

Alicia Uriarte dijo...

Gracias Sergio por no faltar a la cita de ir poniendo el tiempo a nuestros pies.

Un abrazo.

sergio astorga dijo...

Hola, Alicia tenia el comentario perdido. Un gusto poder saludarte en septiembre.
Abrazo nunca olvidado.