jueves, 1 de octubre de 2015

Octubre


De nuevo llegas, Octubre. En tu casa la luna nunca duerme, por eso queremos vivir en tu casa y cepillar tus cabellos con el jabón de sábila. 
El ángel bueno y malo respiran y cumplen su trabajo. 
Con el dedo en los labios te invito a dormitar como si 
fuéramos grillos inquebrantables.
¿Aceptas?

2 comentarios:

Alicia Uriarte dijo...

Que esa luna que nunca duerme nos siga iluminando en nuestros días y en nuestros sueños.

Feliz octubre.

Un abrazo.

sergio astorga dijo...

Alicia, que la luna sea grande como una pelota sabrosa.
Abrazo siempre en plata.