martes, 11 de noviembre de 2008

La última y nos vamos

Para Helena Braga
(dueña del abarrote)

Que la materia se asocia
en varias temperaturas
porque las ondas vibran
con impecable cordura.

Del hidrógeno al helio,
pasando por el bismuto
el cobre y el magnesio
complejos del absoluto.

Por mucha ciencia sabida
le reprochaban en casa,
que todo lo que pensaba
era pura “brincadeira”,

que lo suyo era pasar
a ferro y almidonar
en la ropa, y el fregar
la loza y alimentar

al becerro. En Oporto
quedaban supersticiones.
En los Álamos tenía
puras aceleraciones.

Dicen que por los neutrones
la catrina se coló
y con la termodinámica
sus días finiquitó.

Aquí yace Helena Braga.
Con su charro negro danza
la charanga que le agrada
con el tiempo de comparsa.
Sergio Astorga


Imagen de José Guadalupe Posada

13 comentarios:

siempreconhistorias dijo...

Impecable, Sergio. Grabado, texto y buen amarillo para charanguear. Seguro que le encanta a Helena. Y a nosotros.
Estás hecho un fiera.
Abrazo charanguero.
Izaskun

Maribel dijo...

Pues la última genial, como todas. Y esta imagen de José Guadalupe Posada me encanta, me dan ganas de levantarme de la silla y ponerme a bailar. Buen final. Abrazo musical.

sergio astorga dijo...

Izaskun, ya exprimimos el seso y con lo que queda se vá al crematorio para fecundar la tierra y abrir el zurco y poner la semilla.
Gracias por seguir calaveriando hasta el final.
Abrazo zarandeado.
Sergio Astorga

sergio astorga dijo...

Maribel, no hay como mover el esqueleto después de tanta palabra.
Gracias por llegar hasta el final.
Un abrazo para que siga el huateque.
Sergio Astorga

Helena dijo...

Conheci o Sergio através de uma aguarela. "Uns toritos chiquitos".

Foi uma viagem virtual ao Porto (Oporto em Espanhol) que fez iniciar uma troca criativa de emails. Sem fotos, sem rostos, sem corpos materiais.

Hoje penso que algo se resume a ter trocado o azul electrico pelo vermelho...

Tenho a honra e o orgulho de ser a companheira de quem dá a cara pelo Abarrote:
Entre cores, pinceis, papeis, neutroes e ligas metálicas. Destas "naranjas y ollas" vivemos...

Esta "calavera", a melhor aos meus olhos, é a meu ver um hino à mulher. E o que é mais interessante é que é um hino vivido, todos os dias celebrado.

Obrigada.
Um abraço de mulher plena.
Helena

Triana dijo...

Magnifica Sergio, redundando en lo dicho, como todas.

Casi me da penita que se hayan acabado.

Un abrazo "morriñoso"

Triana

siempreconhistorias dijo...

Abrazo y brindis por Helena, por la plenitud de las mujeres y por los hombres capaces de cantar himnos que se viven.
Un placer leerte.
Levanto mi copa a tu salud.
Izaskun

Helena dijo...

Obrigada Izaskun e muito gosto em conhecer-te e seguir-te através deste e até do teu Blog.
Já que me fizeram "dona" te digo que és bem vinda na nossa casa, seja ela o Abarrote virtual, o Porto ou Los Alamos. Tu, claro, Maribel, Triana e todas as amigas e amigos que tenho visto quando me "antoja" nos "Antojos".
Um abraço abraçando futuros encontros.
Helena

sergio astorga dijo...

Triana, pena penita pena me dá a mi también, volvamos a la carne para que el alma vague tranquila.
Un abrazo vuelve a la vida.
Sergio Astorga

sergio astorga dijo...

Izaskun, ya me duele el brazo de tener mi copa levantada.
Olé por las mozas salerosas y con muchas neuronas y otras cositas y arriba iré yo no soy marinero pero por ti seré Bamba, Bamba...
Un abrazo con el himno en la garganta.
Sergio Astorga

sergio astorga dijo...

Helena, minha patroncita, espero que haya gustado del acomodo de los versos en las estanterias y que también haya gustado de lo barrido que está el abarrote y es un placer trabajar junto a usted y que también estoy gustoso de recibir a nuestra queridísima clientela en el jacalito que tenemos en Oporto o aqui entre los cerros de los Álamos.
Le mando el mejor de los abrazos y me voy corriendo a recibir las cajas de Bacalhau noruego que acaban de llegar.
Suyo.
Sergio Astorga

PIZARR dijo...

Ha sido un placer disfrutar de tus Calaveras del Abarrote, de tus dibujos y de los grabados de José Guadalupe.

Un beso

sergio astorga dijo...

Pizzar, que Bilbáo te regale noches de bohemia.
Un abrazo abarrotero.
Sergio Astorga