viernes, 7 de noviembre de 2008

Calaveras del Abarrote V

Para Dédalus:

Afianizado en el misterio
divagando solitario,
combinando los contrarios
del silencio es propietario.

Con las cartas a Miralles
llegaban a su ventana
comentarios a granel
que llenaban su semana.

“¿Porqué no escribes viajero
-le pregunta descarnada
la calavera tilica-
sobre el amor pasajero

del que ama y el amado?”
Dédalus meditó cuatro
semanas y media. Dolor
de cabeza y pecho

lo dejaron confinado
a vagar por los tejados
sin encontrar un alfeizar
donde quedar afianzado.

De Dublín a New York
pasando por toda España,
se cuenta que la huesuda
ya le enterró la guadaña.
Sergio Astorga




Para Indran Amirthanayagam

Se apareció el tigre
con panza, y el elefante
en medio de la casa.
La guacamaya cruzaba

la calle con cuidado,
y los niños en la escuela
cantaban a Walt Whitman
y aprendían a nadar.

En Manhatan o en Paseo
de la Reforma o en Sri
Lanka, el sol de madrugada
en ingles o en español.

Un día como cualquiera
vio bajar de la escalera
a una fina dama blanca
como si fuera un encanto.

Indran la miró con fuego.
Los gorilas se salieron
de sus jaulas y los rojos
se juntaron con los verdes.

Platican los entendidos
que lo de arriba es de abajo:
unos se van para el cielo
otros se van al carajo.
Sergio Astorga


Calaveras de José Guadalupe Posada.






10 comentarios:

Apostillas literarias dijo...

La imagen se llama Don Quijote, y al igual que las calaveras, es del artista mexicano José Guadalupe Posada.

Es un bello cuadro, Sergio.

Triana dijo...

Fantasticas las dos.

Es genial la serie completa de calaveritas.

Una delicia leerte siempre.

Un fuerte abrazo.

Triana

siempreconhistorias dijo...

Delicia, placer, gusto. Magníficas calaveritas que supongo todos resguardaremos de contingencias mundanas.
Grave abrazo, Sergio.

PIZARR dijo...

Me ha encantado leer estas Calaveras del Abarrote...

Encima una de ellas dedicada a mi amigo Juanan.

Los grabados de José Guadalupe son buenísimos.

Todo un placer el conjunto Sergio

Un saludo desde Bilbo

sergio astorga dijo...

Magda, efectivamente son unas calaveras espléndidas, de José Guadalupe Posada, tuve oportunidad de visitar su museo en Aguscalientes Y las matrices ya en madera ya en metal son formidables.
Y tiene una tauromaquia genial y popular que se me esta antojando hacer algunos textos.
Un abrazo y gracias por tu visita y comentario.
Un abrazo de papel de china.
Sergio Astorga

sergio astorga dijo...

Triana en estas dos calaveras intenté mudar la cadencia, sobre todo en la de Indran. No quedó tanmal,creo.
Abrazos agradecidos.
Sergio Astorga

sergio astorga dijo...

Izaskun, es un puñado de palabras y que me ha dado mucho gusto el que las hayas recibido de tan buena manera.
Abrazo en do.
Segrgio Astorgo

sergio astorga dijo...

Pizzar, tu visita me honrra y alaga, gracias por tu comentario.
Un abrazo desde los Álamos New México
Sergio Astorga

Dédalus dijo...

Sergio, amigo, perdona esta demora en aparecer por aquí, pero es que he estado unos días fuera y sin conexión. ¡Mil gracias por el detallazo!
Por cierto, con lo que me gusta la pintura no me había fijado... ¡en que eres el autor de varias de las representaciones de tu página! ¿Sabes que me encantan?
Te he ido a buscar por ahí y he visto que eres, efectivamente, pintor, además de poeta. Genial. Me honra verte por estos pagos y poder disfrutar de lo que haces y tenerlo... tan cerquita.

Un abrazo.

sergio astorga dijo...

Dédalus,viajero, salve. En buena hora tu demora porque llegas justo al recalentado que es más sabroso.
En el soplo del agua con la humedad por palabra, ahí me encuentras.
Gracias por dejar tus palabras en este abarrote que aprecia tu visita y que se apoya en el alféizar.
Un abrazo honrrado.
Sergio Astorga