lunes, 1 de diciembre de 2008

Diciembre


16 comentarios:

marisa dijo...

"Un apetito de mañana nos rescata..."
Me llevo prendida en la memoria, esta frase rotunda, soberbia, hermosa. Un saludo

siempreconhistorias dijo...

Las mismas cosas siempre no en este diciembre. Conozco gente nueva, como ustedes, que estarán en mi mesa y mis mañanas.
Un abrazo de mes postrero.
Izaskun

Triana dijo...

Como dice Izaskun, en mi mesa habrá gente nueva y poco turrón, mis antiguos diciembres ya solo estan en lo irrecuperable, con respeto, con amor, pero dejando en un lado la nostalgia, por inutil.

Un abrazo con luces, con colores, y sin pavo.

sergio astorga dijo...

Marisa, el apetito de lo que sea, sin llegar a ser esclavos de él, es el motor del entusiasmoo.
Un abrazo apetitoso.
Sergio Astorga

sergio astorga dijo...

Izaskun, las mismas cosas siempre cuando son escogidas es dulzura de constancia; cuando son obligadas es
fastidio aniquilante.
Tu ya estás en mi diciembre como nueva fortuna.
Un abrazo afortunado.
Sergio Astorga

sergio astorga dijo...

Triana, manteles largos en tu mesa siempre te deseo, y así como el Guadalquivir pasa, que pase la nostalgia sin su marca.
Un abrazo me guastaría de bacalao a la vizcaína.
Sergio Astorga

Maribel dijo...

Sergio, es un regalo comenzar cada mes con tu calendario. No he podido sustraerme del deseo de pasear por cada mes para verlo. ¡Lástima! No está febrero. Tendré que esperarme al siguiente.

Bienvenido diciembre con sus cosas de siempre.

Un abrazo de otoño-invierno.

Triana dijo...

Hecho Sergio, pero no le harás ascos, estoy segura a una Corvina de la Bahia de Cadiz hecha a la roteña, (de Rota(Cadiz)), pero eso, en cualquier momento, día y mes del año.

Un abrazo

PIZARR dijo...

Ese diciembre se me antoja como la evidencia de los tiempos quemados de que hablabas en "los hombres que vibraron"

Son más que hojas de calendario que vamos arrancando, son vivencias y tiempos que se queman y de los cuales van quedando rescoldos y cenizas.

Un beso Sergio y no te quepa duda de que esos abrazos virtuales a menudo sanan y alivian más que los reales.

Gracias... se nota que disfruto con el arte ¿ verdad ?

Escrituraleatoria dijo...

¿A dónde estarás en diciembre? ¿En qué región del Occidente o quizás ya habrás mudado a algún Oriente? Si lo último es el caso, te invito a prender velas de Hanoukah (yo la verdad tampoco lo celebro, prefiero la Navidad aunque me aturden sus ánimos consumistas).

sergio astorga dijo...

Trina, ya tengo el trinche en la mano derecha y el "guardanapo" en la izquierda.
Un abrazo con el apetito atento.
Sergio Astorga

sergio astorga dijo...

Miriam, estaré en Porto, pensando en México, caminando en Avenida Juarez y recordando mis caminatas del Museo de Arte Moderno al Palcio de Bellas Artes. Sólo estaremos trece días y regresamos a los Álamos, si quieres pasar algunos dias en Portocon nosotros y tomar un exelente vino de 30 años añejado en bariicas de carvalho, no lo dudes te esperamos.
Consumamos belleza, te invito.
Un abrazo de Oriente a Occidente.
Sergio Astorga

sergio astorga dijo...

Pizarr, no sólo disfrutas el arte, lo vives, todavía sigo caminando con tus fotografías en el "Guga" y laa descripción que realizas alcaminar es estupenda.La escultura la volviste cuerpo flexible, le diste olores al metal y sonido a los espacios.
Los abrazos virtuales son gustosamente reales.
Abrazos que te lleguen como hojas
Sergio Astorga

sergio astorga dijo...

Maribel, se me perdió tu comentario, y parece que también febreo, dime dónde te lo envío y con gusto lo tendrás.
Un abrazo sin olvidos.
Sergio Astorga

Maribel dijo...

Sergio, afortunadamente no se pierde lo que se encuentra. Te puse una dirección de e-mail en mi blog.
Abrazos nunca perdidos.

sergio astorga dijo...

Maribel, tampoco se olvida lo que se recuerda. Ya te envié febrero el cíclope del año.
Un abrazo encontrado
Sergio Astorga