lunes, 26 de enero de 2009

El Mimo


Lascivas enaguas de la noche,
gestos del vacío acumulado,
máscara teatral de los espacios,
lápida de luz al mismo tiempo.

Surges como un pájaro sin alas
envuelto en blancas palabras mudas.
Rotundo horizonte de los negros,
de los silencios perfecta danza.

Tu cuerpo es el punto de partida,
se enajena el pozo con tu mano;
un eco abusivo lo visible
círculo flexible que congela.

Tu rostro sin nombre labra el drama,
no hay fragmentos de nombres ajenos;
se ciñen los otros al instante,
desnudos ladrones sobre el foro.

Tu sangre del ritmo es pensamiento,
reconoce el tacto sus abismos,
estalla el horario si lo nombro,
se quema la imagen si la toco.


Sergio Astorga

15 comentarios:

Maribel dijo...

Vaya, qué coincidencia, estoy escribiendo una novela y precisamente acabé ayer con la imagen de un mimo. "...Me fascinó su capacidad de concentración, su habilidad para dominar tanto la quietud como los movimientos más precisos, destreza que ya quisiera para sí el más insigne de los cirujanos...". Curioso ¿no?
Hermosas palabras (las tuyas, claro).

Un abrazo sin ruido.

siempreconhistorias dijo...

Terrible ese blanco de palabras mudas capaz de esconder los sentimientos.
¡Muy bello!
Un abrazo quieto.
Izaskun

sergio astorga dijo...

Maribel,estamos en un tobogan de signos, conjunciones y disyunciones, como diría Paz.
Ya me desperto la curiosidad la novela.
Mimesis, mimetismo, mimica
metáfora de los silencios.
Un abrazo de mimo mimado.
Sergio Astorga

sergio astorga dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Triana dijo...

Increible tu habilidad para mezclar conceptos y palabras y además con tanta belleza.

La imagen del mimo es la tuya misma verdad?, la fotografía es magnifica.

Un abrazo expresivo.

marisa dijo...

¡Qué maravilla Sergio! Me quedé como el mimo:sin palabras, pero con una enorme sonrisa en mi corazón por habete encontrado y poderte leer :)

sergio astorga dijo...

Izaskun, ayer estaba un poco maluco y borré tu comentario porque lo puse dos veces y pique donde no debía y lo borre y hasta la portada le toco. Disculpa por el arrempujon.

Con tu nueva imágen te digo que la luz y sus antojos queda en la mímica escenificada. Los silencios cuentan, se mueven, se perfilan.
Un abrazo mimico.
Sergio Astorga

sergio astorga dijo...

Triana, tu ojo esta entrenado, el encuadre lo tienes afiladísimo.
Esta fotografía está tomada cuando mi admiración por Marcel Marceu me fortaleció el silencio. Por desgracia, con tantas mudanzas, no se donde quedaron los negativos en blanco y negro. Fue tomada cuando estuduaba en San Carlos y tenía un poco más de cabello.
Imágen y concepto es mi destino.
Un abrazo toma 2.
Sergio Astorga

sergio astorga dijo...

Marisa, entonces quedas bellamente dispuesta en medio del escenario, por cierto no conozco muchas mujeres mimas, no se si se pueda utilizar el término. Sabes de alguna?
El encuentro es recíproco.
Un abrazo mas cerca del balnco que del negro.
Sergio Astorga

PIZARR dijo...

Sergio, adoro a los mismos. Tuve la fortuna de ver actuar en varias ocasiones a Marcel Marceau y desde entonces quedé eclipsada por el.

Preciosas tus palabras y preciosas las últimas pinturas que acabo de recorrer porque ultimamente me atasco. Me falta tiempo. Me debo por desgracia a otros menesteres.

Un abrazo Sergio

Mariana Alvez Guerra dijo...

Nunca me han llamado la atencion los mimos, pero la belleza de tus palabras los han hechos seres fascinantes. Que bien que escribes EN SERIO

sergio astorga dijo...

Pizarr, nunca el silencio fue tan grande en su espacio como cuando pisaba el escenario Marceau.
Eres binvenida a toda hora.
Un abrazo a las dos como si fuera Bip.
Sergio Astorga

sergio astorga dijo...

Mariana, es gratificante que se te antoje la mimica a partir de hoy.
Un abrazo sin mimica.
Sergio Astorga

Miriam Jerade dijo...

Muy bello, sí, no había pensado en los mimos, creo que esos seres silenciosos, misteriosos, esos místicos del espacio que parecen en vías de extinción - ¿será porque vivimos en un mundo aturdido?
Un abrazo con mímica (la mímica no es falsa, son las máscaras las que mienten, el mimo se ríe de los rostros).

sergio astorga dijo...

Miriam, aclaras finamente, la mímica no tiene que ver con la falsedad,es la danza de la escenificación del gesto,y de la risa de los rostros.
Un abrazo sin máscara.
Sergio Astorga