jueves, 19 de febrero de 2009

Recuerdos del Mar Egeo X

En tu frente
llevas el oceáno
como cerámica moldeada.

Banquetas lujosas
de épocas perdidas
decoran tu regazo.

Artemisa te protege
de olas bravas
con leves unguentos
de laurel y de olivo.

Copas de vinos rumorosos
festejan tu regreso.

Un espacio que se curva,
archipielago del timpo
entre versos recordada.
Sergio Astorga

Tinta/papel
*Gracias por seguir el viaje, hemos llegado a puerto

12 comentarios:

Maribel dijo...

Pues ha sido una travesía deliciosa y una llegada a puerto insuperable. Cuando estos manuscritos circulen a lo largo del tiempo por las bibliotecas del mundo, tendré la satisfacción de haberlos visto antes, y de la mano de su propio autor. Un gran privilegio.
Un abrazo con el océano en las manos.

Triana dijo...

Me gustó conocer la travesía rodeada de dioses, de nectares y de música en esas islas mágicas.
Gracias Sergio por compartirlo.

Un abrazo, levantado mi copa celebrando el regreso.

sergio astorga dijo...

Maribel, sábete que ha sido una travesía con la mejor tripulación y compañia, imaginativa, sensible y con esa virtualidad tan emocionante, que parece que tocas sin tocar, que miras a los ojos sin mirar, que mentalmente las palabras y sus formas le dan cuerpo a nuesto viaje.
Gracias por tu compañía y espero seguir navegando por oceános, mares y ríos
en tu compañia,
Un abrazo ya con el ancla en la mano y un sól muy arriba, como de otro cielo.
Sergio Astorga

sergio astorga dijo...

Triana, llegamos sin incidentes pesarosos, y soslayando los preságios de naufrágio, latentes en cada viaje cretivo.
Néctar tu compañia y estaremos dandote la antojadera para contar contigo en otra andanza.
La copa permanente alzada, como aquella luna morena que se asoma por el puente de Triana.
Un abrazo como de guadalquivir.
Sergio Astorga

PIZARR dijo...

Sergio... ¿ sabes lo mejor de mi prolongada ausencia ? volver y tener tanto que ver y que leer en tu casita de antojos.

He gozado y he disfrutado muchísimo desde hace un rato recorriendo ese viaje y esos recuerdos del Egeo.

Me ha encantado conocer tu letra

He recordado un crucero que hice por las islas griegas hace años, tus palabras me traían mil recuerdos de playas, puertos, casas blancas, corales... y algún que otro mareo...

Encantada de recuperar estos ratitos Sergio

Un millón de gracias por tu apoyo y tus palabras de ánimo en mi ausencia.

Un beso marinero

siempreconhistorias dijo...

Gracias por el viaje, Sergio. Ha sido un recorrido delicioso que visto así, en conjunto, gana aún más.
Un abrazo.
Izaskun

sergio astorga dijo...

Pizarr,un gran placer tenerte por estos tus antojos y saber que se encuentran con ánimo y fuerza.
Espero que el análisis grafológico que realizarás de mi letra no te desanime y puedas seguir visitandome.
No pierdo el deseo de que algún día pueda navegar realmentepor en el mar Egeo y constatr lo que imaginé.
No tienes que agradecer, me gustaría ayudar de mejor manera y si mi apoyote sirve lo tienes incondicional.
Un abrazo al caer la noche ya en tierra y en casa.
Sergio Astorga

sergio astorga dijo...

Izaskun, tu que estas rodeada de mar, sabes que el mar nunca cansa y que siempre que lo miras, encuentras la misma sensación de grandeza, el mismo sentido de misterio en movimiento.
Gracias por tu paciencia para llegar hasta el final y ya con el ancla tirada, sentir el espanto del mañana.
Un abrazo desde otro camarote.
Sergio Astorga

Miriam Jerade dijo...

Bienaventurados los viajeros, los enamorados.
Un abrazo desde tierra firme (yo también aterricé, gracias por acompañarme)

Érica dijo...

Siempre lindo lo que escribes. Me encanta estar por acá y poder leerte. Un beso desde Brasil.

sergio astorga dijo...

Miriam,bienaventurados los lectores, que siempre estan enamorados no importando el azar de las opiniones.
En tierra firme, afirmando nuestra condición terrestre.
Por mar y tierra, por sueños y locura, es bueno estar en compañía
Gracias.
Un abrazo aliatorio de puro gusto.
Sergio Astorga

sergio astorga dijo...

Erica, muito obrigado pela tua delicadeza.
Bem-vinda sempre.
Abraços.
Sergio Astorga