miércoles, 18 de febrero de 2009

Recuerdos del Mar Egeo IX

Remotos pájaros
de sal y de coral
retocan memorias
sonoras que el viento percute.


Navegar es un eco
de distancia.

Ligeras voces
de algún puerto.


Sergio Astorga
Tinta/papel

8 comentarios:

Triana dijo...

Volví a leer esta étapa del viaje sabiendo que la belleza se hace palabra e imagen gracias a tu pluma, ayudado por los sentimientos que se traslucen en cada uno de ellos.
Un abrazo con viento salado.

siempreconhistorias dijo...

Etapa con pluma maestra que vuelve image de pájaros y puertos. Hoy sí se podrá beber agua, que no sea salada.
Un abrazo.
Izaskun

Maribel dijo...

Estos pájaros de hoy me recordaron a Miró, pero unidos a tan bellas palabras son indiscutiblemente Astorga.

Un abrazo con alas.

marisa dijo...

"Navegar es un eco de distancia"...qué preciosa imagen, qué evocadora.Besos amigo.

sergio astorga dijo...

Triana, confieso que esta página es la que más me gusta, los pájaros como nos comenta Maribel,tiene el ánimo de Miró, y el trazo de la continuidad, y la sentencia de los versos me sorpende. Otra confesión, éste librito lo relicé en 2004 y desde ésa fecha no lo releía,ahora en diciembre que fuimos a Oporto lo escanié, y para aprovechar el día de San Valentin, me atreví a compartilo con ustedes, y aveces creo que soy habitado por otro que no soy yo.
Un abrazo confesado.
Sergio Astorga

sergio astorga dijo...

Izaskun, pluma con plumas, puertos que reciben y que expulsan, aguas que nos bañan o inundan.
Ya sólo falta una página para volver a tierra y cerrar estos recuerdos en la casa.
Un abrazo casi llegando a puerto.
Sergio Astorga

sergio astorga dijo...

Maribel, este comentario indiscutiblemente es de tuyo, con tu serenidad y buen ojo; con el temperamento del minirelato,ni una palabra de más y en su sitio justo.
Ya viste los dibujitos, ahora te toca animarte para poner tus versitos.
Un abrazo a lo Miró, o sea,con alegría.
Sergio Astorga

sergio astorga dijo...

Marisa, el verbo que has usado me encanta: evocar, tiene siempre el sonido del llamado, de invocar, de traer a la memoria o a la imaginación el roce del misterio.
Un abrazo que convoque.
Sergio Astorga