sábado, 17 de octubre de 2009

YO NO NACÍ EN EL MAR

Yo no nací en el mar, nací en octubre,
bajo la ley del musgo que se anuda
con otra sal, que pica, se desnuda
en otra piel; la del cobre que cubre

al águila que sueña y que se encubre
bajo piedra solar que sangra, suda.
Piedra de luz que el tiempo abrasa y muda
en otra voz, que se chupa en la ubre

solitaria de la cuna. Herencia
animal de la escritura. Aciago
despertar de la mañana. Dolencia

de las imágenes quebradas. Pago
con carne y con ayuno mi obediencia.
Yo no nací en el mar, pero naufrago.

Sergio Astorga

Acuaerla/papel 35 x 58 cm.

33 comentarios:

Gemma dijo...

Ya decía yo que el título tenía que desmentir por fuerza tu negativa de haber nacido en el mar... Viendo la acuarela de azules y olas batidas que pintaste más de uno diría que eres el mismísimo Neptuno. ;-P
Besos

sedemiuqse dijo...

náufragos en nuestra propia burbuja, en el mar adentro, desnudar la piel para vestirla con otra o mudarla....
Mira tu pintura (preciosos matices)acompañada con tu poema, me hizo recordar está frase:
Bueno no es así exactamente..


"la astucia de la serpiente y la sencillez de la paloma"

Inuit dijo...

Felicidades Sergio si hoy es tu cumple. Felicidades, también, por nacer en el mar y en octubre, en eso algo nos une y Felicidades por el arte que te impronta, el visual y el escrito.
Entendí que este mes y este diecisiete podría albergar la luz de unas velas sobre un pastel y la brisa de tu soplo.
Inuits

Adoyma dijo...

Me "cuelo" en tu blog desde un paseo por la red.
Dejo mi huella:
Tal vez no nacistes en el mar pero tienes parte de sus mareas y resacas, para eso bien en tierra o bien en agua, todos somos iguales.
Cordial saludo.
Adoyma.

Anónimo dijo...

FELIZ CUMPLEAÑOS SERGIO!!!!!!!!
Una belleza este poema....(creo..que todos nacimos en el mar!!!!!!!!!!!!)
Desde el verde desierto un abrazo
Mirta Eberhardt

sergio astorga dijo...

Gema, ¡Oh Gema!, el soneto de la entrada anterior parece que me ha envuelto en equívocos, es mirar, mirar la errata: terrena paz inconsolable. Me he equivocado en el titulo y hoy de mañana al leer tu comentario me he dado cuenta. Discúlpame, es de esos errores que modifican el sentido, la guía, la brecha; apenado estoy e inconsolable. Sí, yo no nací en el mar, soy de México, de su ciudad, soy de tezontle, piedra volcánica rojiza que guarda el calor pero no es permeable ni aislante. Este es mi soneto de batalla, el que me perfila hecho de octubre y que naufraga al intentar llegar a Ítaca.

¡Oh! Gema quién me diera ser un Neptuno o Poseidón; las nereidas me dicen que los hombres de tierra solo pueden admirarse de la inmensidad y del movimiento respiratorio del ese animal salino. Los azules son difíciles de matizar, de ahí la sensación de arrojo marinero que indicas.

Un abrazo en tierra con vocación submarina.
Sergio Astorga

Silvia Beatriz Giordano© dijo...

Sergio: si no haber nacido en el mar, hace que lo ames de esa manera y lo plasmes en esos versos y esos colores es-pec-ta-cu-la-res! Bienvenido sea haber nacido entre las cálidas rocas de México.
Saludos!

Lola Mariné dijo...

Tod@s somos naufrag@s en este mar, a veces calmo, a veces embravecido, que es la vida.
Bonitos versos.

Triana dijo...

Sergio, hoy no voy a decir nada más que: Muchas felicidades, y que en este año que empieza para ti se cumplan esos sueños, atrápalos y no los sueltes.
Sin permiso de nuevo entré a hurtadillas y me lo llevé todo, ya ves, al contrario de lo tradicional, que es regalar al homenajeado, desde aquí, te mando jazmines y damas de noche sevillanas, el canto de los gorriones y el sonido del agua de las fuentes del parque, los "calentitos" del Puente de Triana, un paseillo en La Maestranza con capote bordado por Carrasquilla y sonando "España cañí" mientras sevillanas de blanca mantilla aplauden tu faena de artista pero sobre todo de lo mejor que en el sur de España se le puede decir a alguien, de "BUENA GENTE".
Un abrazo muy fuerte por bulerías zapateadas.

sergio astorga dijo...

Sedemiuqse, mar adentro enredado en algas para emerger para continuar con la respiración pulmonar.
Serpiente marina o simple anguila, y como dices sencillo vuelo de paloma o albatros.
Abrazo matizado.
Sergio Astorga

sergio astorga dijo...

Inuit, una gratísima sorpresa tenerte en estos mares, hace tiempo que no sabía de ti, intente varias veces entrar a tu blog y no estaba disponible, veo con alegría que ya puedo entrar.
Hay una luz encendida permanente en este pastelazo cotidiano y el soplo vital espero que tenga suficiente impulso. Virtuales años estos que me nombran.
Gracias por tu grata compañía.
Un abrazo costero y lunero.
Sergio Astorga

sergio astorga dijo...

Adoyma, vientos alisios espero que te hayan traído sana y salva.
Todos venimos del mar, tal vez por eso nuestra vida terráquea no es tan reseca.

Bienvenida y espero que las olas te traigan seguido.
Un abrazo de aguamarina.
Sergio Astorga

sergio astorga dijo...

Mirtha, este abrazo sureño, patagónico, me sabe bien, me exalta y revive.
Como quisiera tener el impuso marino y la vastedad del desierto. El mar y el desierto son dos espacios que los une la vastedad. Es curioso, pero siempre queda la sensación que en ellos el espacio es horizontal.

Un abrazo de espacios abiertos.
Sergio Astorga

sergio astorga dijo...

Silvia, difícilmente podemos no dejar de admirarnos y aterrarnos con la presencia de la mar. Después del día y la noche, la sensación de sentir que el planeta gira sobre su propio eje y nunca se detiene, por ventura, es la contemplación marina.
Algo que siempre me intriga y no he encontrado explicación es el porqué las culturas prehispánicas no se aventuraron mar adentro. Igual que yo sólo me aventuro de vista y de palabra.

Gracias siempre por tus amables palabras.
Un abrazo como si fuera del mar de la plata.
Sergio Astorga

sergio astorga dijo...

Lola Mariné, todos a la mar oceana a retozar con los delfines y a sentir que la gaviotas disfrutan al vernos. Que si nos toca llorar, bien dice Serrat, “es mejor frente al mar”

Un abrazo de naufrago en bella isla.
Sergio Astorga

sergio astorga dijo...

Triana, ¡josú! déjame liar ese capote y con montera en mano y fija la vista partir plaza con la esperanza de que la virgen me cuide con su santo mantón de manila y pueda en un quite gallardo o en las banderillas calmar estas ansias de novillero. Que vengo con el añadido natural, y bien apretados los machos. Y estos alamares blancos me dejan sentir en los medios, el pánico del miedo y la aflicción del temple. Tengo aquí, cocido en mi casaquilla los poemas de Federico, y me corre un hilillo frio al recordar el Llanto de Ignacio Sánchez Mejías.
Triana, que ya veo venir a lo gitanos dando nardos y en las palmas de las manos las encrucijadas de los destinos fieros. Dame esa mantilla sevillana para cruzar el río, para espantar el presagio de esos pitones astifinos. Aquí, en tercio, lo espero doblándome, caminando con él y lo remato por alto; que ya no tengo miedo y puedo cargar la suerte. La mirada sevillana de tres tiempos me da sitio. Y con los terrenos cambiados miro el testuz del sol de esta tarde amorillada y con trapío.

Gracias Triana, por ser tan galana y tan señora. Que hace falta gente buena p’a labrar la vida.

Un abrazo en los medios mirando al cielo.
Sergio Astorga

Maribel dijo...

Felicidades... Y que cuuuuuummmmplassss muuuuchoooooosss másssss... (la música la eliges a tu gusto).

Un abrazo y un trozo de mar como el que no tienes (pero que tan bien pintas).

marisa dijo...

Sergio, bravo...es un poema maravilloso. Y tu cuadro!!En fin que me lleno de belleza y te dejo mi abrazo

Alicia dijo...

Espero no llegar tarde. Oí jaleo y resulta que no me había enterado que había celebración.
Sergio, lo tuyo será cómo me dice un amigo, que tienes más cronología pero de ninguna manera más edad.
Con respecto al cuadro yo creo que el mar no está en calma. Un proverbio africano dice que los mares tranquilos no producen marineros habilidosos y tu has demostrado serlo con la poesía y con la pintura.

Un abrazo de felicitación con tirón de orejas.

siempreconhistorias dijo...

En esos mares límpidos quisiera yo mis naufragios, amigo admirado. Usted, genio y figura, nació y nacerá donde le dé la gana.
Un beso a todos.

Isabel Romana dijo...

Felicidades por tu cumpleaños. Me ha parecido maravilloso el poema, y me ha impactado especialmente el primer verso: "Yo no nací en el mar, nací en octubre". Me parece genial. Un abrazo muy fuerte, querido amigo.

sergio astorga dijo...

Maribel, tus deseos serán cumplidos sin demora, el desear buenaventura en mares procelosos es signo de de buena voluntad, y la buena voluntad no es otra cosa que permitir al otro seguir su propio viaje al saber que todos navegamos y tenemos que resolver nuestra bitácora.
Música de viento seria la propicia, mas no aquella destemplada de pitos y trompetillas, tal vez la del corno ingles que gravite sólido y a su llamado pueda tener más ciclos en su compañía.
El mar que me falta y la vista que no alcanza la imaginación lo atrapa.
Un abrazo con la música encendida de la velitas.
Sergio Astorga

sergio astorga dijo...

Marisa, saber que te llevas algo a tus Madriles me llena de entusiasmo y de intriga. ¿Qué harás con esa imagen que te llevas? ¿La sensación morirá lánguida? ¿Cuál es el destino de instantáneo goce que tenemos? Podrías, si quieres comenzar una novela. Vida y muerte de una sensación. ¿Cómo ves?

Me llevo tu abrazo y te dejo otro gentil y cobalto.
Sergio Astorga

sergio astorga dijo...

Alicia, “tempus fugit” así que siempre que llegues a los antojos es tu tiempo. Y ahora es tiempo de darte las gracias por dar un poco de tu tiempo. Cronos me ha dejado dibujar mi tiempo, así que todas las noches me vuelvo a dibujar y me borro las cicatrices y deslavo los tatuajes y entonces me acuerdo de Sor Juana y me digo: “prefiero consumir vanidades de la vida que la vida en vanidades” pero luego llega Darío y me dice “dichoso el árbol que es apenas sensitivo y mas la dura roca porque esa ya no siente, pues no hay mayor dolor y ni mayor pesadumbre que la vida consiente” por fortuna llega Paz y me consuela “Soy hombre, duro poco y es inmensa la noche”

He recibido pocos tirones de oreja y pellizcos de monjita y menos reglazos de padre (estudie en escuela de josefinos, San José, secundaria y preparatoria) el tuyo lo acepto humildemente, el mar del cuadro no es tranquilo, es un mar excitado y lúbrico porque le nace un ángel.

Un abrazo de aurícula enrojecida.
Sergio Astorga

sergio astorga dijo...

Izaskun, como me gusta esa libertad libérrima de poder nacer donde se nos dé la gana, a mi me gusta nacer todos los días y burlar mis múltiples muertes. Ya en la mar, ya en pradera, envuelto en palabras o en llanto pero nacer y tener los libros como ajuar y los dibujos como mundo. Hoy se me ha antojado nacer en un álamo y un conjunto de pájaros carpinteros me han dicho a fuerza de pico, que la corteza cubre las venas del árbol y que ellos no pueden llegar tan hondo.

Tú, en tu isla, rodeada de mar, al tumbo de las olas naces siempre y también, de noche, bajas a los oscuros y húmedos terrores. El drama del día a día y… ya no sigo porque me acuerdo de Jorque Manrique.

Un abrazo que va creciendo.
Sergio Astorga

sergio astorga dijo...

Isabel, tú que bien sabes que todos los caminos vienen y van a Roma, “en medio del camino de nuestra vida” podemos alardear de nuestro exilio y escoger como patria un octubre o una avellana o una ubre citadina o un monte de maravedís.

Me gusta, como le digo a Izaskun, nacer todos los días y no quedarme en una sola muerte.

Este soneto no es nuevo, pero es mi soneto de batalla autobiográfica, lo escribí en la ciudad de México, cuando pertenecía al taller literario de Ethel Krauze. Desde entonces navego y naufrago al mismo tiempo.

Gracias por tus felicidades que me hacen bien.

Un abrazo forte ma non tanto.
Sergio Astorga

Abol dijo...

Bellísimo azul, Acuarelista maestro. Nado en tus palabras.
Mucha felicidad
L.

Alicia dijo...

Sergio, igual no hacía falta, pero por si acaso te aclaro que aquí es una costumbre cariñosa que cuándo una persona cumple años se le tire de suavemente de las orejas tantas veces cómo años cumple y una de propina por el que deseamos que vuelva a cumplir.
Besarkadatxu bat

Olga B. dijo...

Muchísimas felicidades, Sergio, con algo de retraso, pero con mucha intención de que se cumplan tus deseos en este año que estrenas. Ese azul sobre negro atrapa, atrapa, atrapa... como mirar el mar o imaginarlo.
Besazo.

sergio astorga dijo...

Abol, cuanto azul en el cuerpo de agua; el movimiento insiste y se disuelve cuando pasa, no se detiene y las palabras confluyen, se encabalgan de cuarteto a terceto como si el hacer y deshacer imitase el andar de las olas.
Un poema autobiográfico es de aire y se fuga como el agua, sobre el papel solo los signos que quedaron.

Un abrazo entre azul y buenas noches,
Sergio Astorga

sergio astorga dijo...

Alicia, buena aclaración la tuya, no sabía de esta tradición y me encanta, ahora solo me preocupa saber si mi oreja izquierda es mas valerosa que la derecha porque para el ánimo no hay como la alternancia.

Un abrazo aferrado a la propina.
Sergio Astorga

sergio astorga dijo...

Olga, tal vez la intensión de la ola sea su incesante movimiento y el buen deseo tiene esa misma naturaleza, al menos me gusta así deshojar tu comentario.
Un azul se deja pintar su ultramarino.

Un abrazo índigo.
Sergio Astorga

sergio astorga dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.