sábado, 5 de diciembre de 2009

Ofrenda para Los papeles de Claudia

Para Marisa de la Peña

Desde la pagina de blanco
entre silabas nocturnas,
los castaños crecen.

No volverán, por abandono,
las noches frías de mi casa.
No llegarán, por desgana,
esos aires pesados de escorpiones.

Desde la pagina de blanco
entre las bocas quemadas,
la espalda del río salta.

Que vuelvan, como la sed,
la caricia encontrada entre la almohada.
Que lleguen con avidez,
los labios caníbales de azúcar.

Desde la pagina de blanco
entre avispas delirantes,
tu abrazo perdido, inacabado.

Sergio Astorga
Plumín/papel 20 x 30 cm.

8 comentarios:

marisa dijo...

Gracias Sergio, has iluminado esta mañana de diciembre.Sabes cuánto aprecio tu obra y cuánto te aprecio a ti.Espero que sigamos compartiendo palabras, pinceles y afecto.Un abrazo enorme

Gemma dijo...

Felicidades, Marisa. (Ese reloj daliniano que asoma su esfera elíptica me encantó). ;-)
Un beso

sergio astorga dijo...

Marisa, si es verdad hoy amaneció frío, muy frío, tiritan las ramas de ese pino que se obstina en ser navideño, espera en vano algún obsequio tierno. Es grato el saber que se entibio un poco tu mañana.

Mi antojo es seguir compartiendo y retumbando hasta que me aguanten.
Un abrazo calientito.
Sergio Astorga

sergio astorga dijo...

Gema, si el tiempo se ablanda y la ventana esta abierta llegaran otras oscuras golondrinas a dejar los papeles extraviados de otra casa.
Un abrazo de buenos bigotes.
Sergio Astorga

Maribel dijo...

Uno de esos relojes tuyos que me encanta. ¿Qué te puedo decir que no te haya dicho ya? Mejor me callo, tú me entiendes.
Un abrazo en silencio.

sergio astorga dijo...

Maribel, creatividad no te falta pero si no quieres pues ni modo.
Callemos.
Un abrazo calladito.
Sergio Astorga

siempreconhistorias dijo...

Querido Sergio, por falta de tiempo y exceso de humores me he mantenido alejadilla (volveré a hacerlo) y hoy me reasomo y te felicito estas palabras e imágenes para nuestra queridísima Marisa.
Que no vuelvan, no, esos aires pesados de escorpiones.
Besos.

sergio astorga dijo...

Izaskun, que huyan, que mueran en su piedra envenenada.
Abrazos con antídoto.
Sergio Astorga