sábado, 5 de diciembre de 2009

Ofrenda para wE cReaTe ThE tiME

Para Gárgola

Peñasco al día llenando la mirada.

Crece el corazón encima de los ojos.
Gotea el vértigo latidos de ecos.
La roca es dura, ríspida, anónima.
Lejanía es altura dando pasos al aire.

Los sonidos desiguales en sordera,
el allá es aquí desenfrenado
y un tiempo disecado absorto.

Traslucido el fondo enfrenta al cielo
y se dispersan las leyes del vacío.
Demoran otros mundos a la espalda,
así es el laberinto que gravita.

La luz aprende y pende conmovida.

Sergio Astorga
Plumín /papel 29 x 30 cm.

9 comentarios:

Gárgola dijo...

Querido Sergio,

Sensible... estoy en estos días en que las lagrimas desbordan los ojos sin pedir licencia: a su Antojo...
Me ha conmovido esta maravillosa ofrenda, regalo múltiple de palabras, formas y colores. Ya la he copiado en mi escritorio para mirarla en grande y pido tu permiso para colgarla en la columna lateral de mi blog.
Es curioso, hoy me desperté hace un rato pensando en las formas cálidas del Diciembre de tu calendario y pensando en tus palabras alentadoras: los finales siempre son principios en esta rueda incesante de la vida. Tu regalo y tantas otras buenas sorpresas que me ha ido ofreciendo la vida, refuerzan mi anhelo de crear el tiempo, de rebelarme contra su tiranía y de disfrutar con la roca, la luz y principalmente los afectos.

Inmensamente Gracias!!

Un abrazo muy fuerte

Olga B. dijo...

Qué precioso colorido.

Triana dijo...

Felicidades a Gargola y a ti por esos colores que me trasniten tanta fuerza, la necesito.
Un abrazo de inverno extremeño.

sergio astorga dijo...

Gárgola, subir la peña, que duro, que difícil, que pena, y cuando se llega se mira, se exalta se consume la mirada.
Estas ofrendas tienen la ambición de llegar a tocar alguna fibra, no se cual, pero alguna, y se me hincha el pecho al saber que te ha tocado, que sientes que el subir y el intentar es la realidad de la dicha.
No solo tienes mi permiso sino también mi gratitud, estar entre ustedes se siente menos el frío y menos desolación.

Un abrazo entre peñas y penurias.
Sergio Astorga

sergio astorga dijo...

Olga, no se si el vértigo tenga colorido, yo padezco el vértigo y lleno mi miedo con color. Creo que fue impulsivo y como ya has notado trato de intuir la personalidad del blog y de la autora. Tengo pocos datos vitales (historia personal) a veces ninguno de ahí que cuando les gusta la intuición me quedo vibrando de contento.
Un abrazo tricolor.
Sergio Astorga

sergio astorga dijo...

Triana, fuerza mineral y orgánica para ti, que a veces la tierra que pisamos nos es extraña y las personas que nos rodean majaderas de los pies a la cabeza, permíteme pedirte que no decaigas que tu rebeldía me hace sentir acompañado.

Un abrazo para dos que lo necesitamos.
Sergio Astorga

Maribel dijo...

¡Cómo se me habían pasado dos ofrendas! Imperdonable. Una vez más quedo subyugada por tu arte. Precioso.
Un abrazo colorido.

sergio astorga dijo...

Maribel, a la mejora cazadora se le pasa la ofrenda.
Te puedo decir que gracias a tu entusiasmo salieron muchos dibujos y textos, a veces sentía que se me quemaban los frijoles no mas por afanoso.

Gracias por tus ánimos.
Un abrazo de lujo, esto es caro. Very expensive.
Sergio Astorga

alkerme dijo...

Estaba visitando a Gárgola y me llamó mucho la atención ese dibujo repleto de color y me vine hasta aquí.
Precioso poema.
Maravilloso regalo.

Saludos,