jueves, 19 de enero de 2012

Atrapado en la salida



Un engendro de sustos y cabellos se distribuye entre los muros. 
Las replicas se reparten en los cuerpos; en mi mente se enloquecen los rebaños.
El furor inhóspito de la tierra late, traspasa lo habitable.

Tiemblo contigo.

¿Oh furias, qué mañana es la que quieren?
Nadie sale ileso en este ahora.

Sergio Astorga

Tinta china/papel

6 comentarios:

María Eugenia Mendoza dijo...

Difícil parto que remite a cinematográficas pesadillas que hacen temblar hasta al más pintado.
Un abrazo.

sergio astorga dijo...

María Eugenia, partos y repartos; lo dice Darío: "no hay mayor pesadumbre que la vida consciente"

La línea no tiembla que es lo bueno.

Abrazos incólumes.
Sergio Astorga

Myriam Mahiques dijo...

Diría que los sustos son para el hombre, y la mujer, bien segura está de sí misma :) Esta ilustración es una maravilla, te felicito!

sergio astorga dijo...

Myriam, los sustos como bien señalas sin unisex.

El dibujo es de la serie visiones.

Abrazo a tinta.
Sergio Astorga

Alicia Uriarte dijo...

Sergio, esas dos palabras del poema, "tiemblo contigo", han de servir de bálsamo contra el susto, contra la locura, contra la furia, en definitiva de apoyo ante lo que pueda acontecer. Esas dos palabras indican que al menos no hay soledad.

Un abrazo sin temblor.

sergio astorga dijo...

Alicia, pensemos que es así, es saludable para los espejos. Algunas salidas no están en los letreros.
O tal vez sea un llamado de auxilio. ¿Como decir, lectores: hay alguien por ahí?
Los caminos de las imágenes son errantes.

Un abrazo acompañado.
Sergio Astorga