lunes, 25 de junio de 2012

Apalabrados




- Hay un calor que  dan ganas…
- ¿Quieres vino?
- Bueno… está caliente como la sangre.
- Crucemos el puente y sentémonos en la sombre de ese árbol.
- ¿Le has dicho?
-  A quema ropa.
- ¿Y que te ha respondido?
- Sólo me miró con esa mirada difunta.
- Esa mujer está seca. Polvo estéril.  No te preocupes.
- ¡Ese dinero es mío!
- Dalo por perdido.
- ¡Nunca!  Sé dónde lo guarda. 
-¿No pensarás…?
- Lo tomamos y nos vamos. ¿Matarla?... Si ya está muerta en vida. Sólo quiero lo que es mío.
-¿Palabra?
- Palabra.

Sergio Astorga
Tinta/papel

6 comentarios:

María Eugenia Mendoza dijo...

Escalofriante esta historia en que se da valor a las palabras. "Si ya está muerta en vida" ¿qué más da?
Fuerte impacto, querido Sergio.

sergio astorga dijo...

María Eugenia, cuantos veces no he escuchado este dialogo con variantes regionales. Un yo mismo, me dice también que no estoy lejano de estos instintos y que solo apalabrándome el abarrote perdura. Cosa de las hortalizas, las gramíneas y ciertas lecturas policiacas.

Abrazo # 139

Lola MU dijo...

Hace un calor... indescriptible, aquí. He cambiado el vino por cerveza y encuentro un minuto a altas horas para decirte cuánto me gustan tus apalabrados, tu batalla, ese concilio del gozo y esas horas...a altas horas...insisto.
Abrazos de verano, Sergio.

sergio astorga dijo...

Lola Mu, un calor sostenido fortísimo que me hace tener el Mi en La.
La cebada por la uva, el tacón por la sandalia, la tristeza por el canto. Palabra a palabra es una iniciativa esplendida.
Espero que las aulas musicales hayan tenido un finale clamoroso.

Abrazos de verano en Sol agitado.

Myriam Mahiques dijo...

A mí también me impresionó la frase ¨si está muerta en vida¨, y cuánta gente hay así.... Hermosa ilustración, haré zoom nuevamente, es inquietante. Un abrazo,

sergio astorga dijo...

Myriam, disculpa el atraso leí tu comentario y me levanté a contestar el teléfono y cuando regresé, olvidé. Ofrezco mis arrepentimientos.
Hay más gentes muertas en vida y muertos que no se quieren ir que nos encontramos en aprietos. Algunos muertos son adorables y algunos vivos… mejor endulzamos nuestros rostros con utopías frescas.

El dibujo pertenece a un pequeño librito de textos y dibujos. El papel me gusta mucho, lo compré en la Ciudad de México y por estos lados no lo he encontrado.

Abrazos vitales.