viernes, 26 de octubre de 2012

Llegó




Ha llegado del sur para iluminar la penumbra. Tú serás el sol, le dijeron. Aceptó el honor y desde entonces se quema como leña madura.

No todo fue gloria, del norte llegaron los búhos para arrebatarle el día.Tú serás la luna, le dijeron y desde entonces los coyotes salen a su encuentro.

Comenzó el día y la noche y los pies humanos comenzaron a pisar la tierra y les crecieron los cabellos en sus cabezas. 

Después vino la sangre y la culpa y el silencio inició su llanto sin consuelo.

Por fortuna, la percepción del mundo cambió con la nueva versión del IPad con 64 GB con conexión móvil integrada.

Sergio Astorga
Tinta/papel

4 comentarios:

Alicia Uriarte dijo...

La percepción del mundo incluso se puede llegar a perder dedicándose solo a buscar vida detrás de las máquinas y con ello dejar en el olvido a las personas que laten delante nuestro.
En el equilibrio está la virtud.

Un abrazo.

Lola Mariné dijo...

Tan poético y tan prosáico al final, jajaja!
Es el mundo en que vivimos.
saludos!

sergio astorga dijo...

Alicia, el mundo y su percepción es tan cambiante que lo que hoy aceptamos mañana no. Simple y sencillamente porque nuestro cerebro no deja de aprender y siempre buscamos a las personas que laten con nosotros y para ello tenemos que escoger. La plasticidad del cerebro nos hará decidir mejor.

Abrazos desde Blogger.

sergio astorga dijo...

Lola Mariné, una alegría tenerte por estos barrios poéticos de tan prosaicos. Estamos en un tobogán hacia arriba y hacia abajo desafiando la física tradicional.

Abrazos persistentes.