miércoles, 1 de junio de 2011

Junio



12 comentarios:

Gemma dijo...

Junio es un mes hermoso. Tus versos me lo recuerdan más si cabe.
Abrazos 100% compatibles :-))

Lola Mariné dijo...

Aunque ya no visites mi blog, que sepas que tu calendario adorna cada mes la pared de mi salón.
Saludos

sergio astorga dijo...

Gemma, espero que junio avance bello y sea compatible con tus indagaciones literarias.
Es un buen mes para recordar a Arreola.

Abrazos 100% de acuerdo.
Sergio Astorga

sergio astorga dijo...

Lola Mariné como te decia, estoy al tanto de tus andares. Son vertiginosos y exitantentes por lo que desde aquí te vuelvo a felicitar.

Gracias por que me dejes acompañarte en tu espacio, me dejas honrrado.

Un abrazo conciliador.
Sergio Astorga

María Eugenia Mendoza dijo...

Querido Sergio:
Este merecido y doblemente hermoso homenaje al maestro Arreola remueve recuerdos, no de adolescencia porque no lo conocí entonces, pero sí de esas primeras lecturas (soy lectora tardía y tardoncita) disfrutables y entrañables.
Junio y Arreola están en la Aldea, haciendo las delicias de quienes la habitan.
Un fresco abrazo.

sergio astorga dijo...

Maria Eugenia, creo que la magia e inventiva de la palabra de Arreola me cautivaron y desde entonces intento escribir.
Graicas por llevarlo a la Aldea.
Me siento tan acompanado y acampanado, no tengo signos ortograficoas, que me inflo como un globo de cantoya.

Abrazo arreolano.
Sergio Astorga

Isabel Romana dijo...

Un mes preñado de buenos augurios... Maravilloso cómo nos lo presentas. Un abrazo.

Alicia Uriarte dijo...

Querido Sergio, dos palabras para decirte que ya estoy en el camino de Arreola. Ya me he zambullido en ese tablero de ajedrez que tanto le gustaba. Del Bestiario he visto la jirafa, el oso, la foca, la piel de cebra y el ave de rapiña entre otros. He creído ver El dinosaurio a lo lejos. Me ha encantado la metamorfosis representada por la crisálida. Acaso porque me imagino que de ella pueda aparecer una bella mariposa. Ya he leido El elefante, Los topos y El Sapo. No sé, acaso el personaje del sombrero sea "El caballero desarmado". En el medio de la imagen "Y ahora la mujer…" «... de alguna manera, mi acercamiento a la mujer, y mi acercamiento a la creación literaria, están envueltos en el mismo temor. El acto de la creación, cuando ésta es auténtica, resulta devorador. Yo temo y amo el amor y la literatura, los temo a los dos.»
Me ha encantado esta frase:
"El ajedrez es la forma de conformarse del hombre para saciar su sed, su nostalgia de infinito, conformarse en hacer la guerra allí en un espacio limitado pero al mismo tiempo capaz de alojar al infinito. ¿Cuál es el infinito? Las infinitas complicaciones que crean entre si las piezas del ajedrez".

Sigo investigando hasta el infinito y más allá.

Un abrazo de junio.

Freia dijo...

Bien entrado ya el mes, como siempre. Como siempre, llego para aprender palabras nuevas de, para mí, nuevos autores. como siempre, junio nuevo.

Un abrazo nuevo. Como siempre. Un beso siempre, como nuevo.

sergio astorga dijo...

Isabel, no importa que los honores de escritura sean solo de renombre. No voy a oponerme ni a Marcial, ni a Juvenal y tampoco a Plinio, así que sigamos confiados que junio viene preñado con beatíficos augures.

Abrazo epigramático.
Sergio Astorga

sergio astorga dijo...

Alicia, te has subido y emperifollado en la ola de Arreola y creo que no habrá perdida, bastas ganancias te esperan. Difícil encontrar obra literaria más inteligente y casi perfecta. Es una pena que no exista una colección en video de sus conferencias e improvisaciones eran, como el ajedrez, infinitas.

El dibujo del calendario sin querer ser descriptivo, contiene todos los elementos que mencionas, están, subyacen debajo de las líneas.

Un abrazo más acá del más allá.
Sergio Astorga

sergio astorga dijo...

Freia, un nuevo encuentro y con la fresca y nueva bienvenida. Como siempre un placer recibirla por el mes de junio, entrado en días, días que como siempre no fatigan el deseo de cambio.
Ando, para no variar fuera de casa; mi casa creo que son las palabras y las líneas, los colores solo arropan la melancolía natural del nacido, ando en Idaho Falls y me encuentro con la exposición del Cuerpo Humano, el museo es pequeño pero la muestra es representativa y me ha gustado verme en otro representado.

Como siempre, ni aquí ni allá, deseando siempre su presencia y su delicadeza.

Un siempre nuevo abrazo entrado junio.
Sergio Astorga