miércoles, 3 de octubre de 2012

Tú sabes



¿Qué te sucede si conoces los detalles? Si la brusca realidad se detiene y puedes contemplarla. ¿Iras recelosa a esconderte entre las calles que conoces? ¿Buscaras abrigo en el silencio o tendrás la fortaleza de empezar de nuevo? Ya lo has hecho. Recuerdas cuando tenias que lavar las llagas de tu abuela, sola, niña, toronjil. Llegabas del colegio y afrontabas. ¿Qué podías hacer? “Eres mujer” te decían. “El orgullo de la mujer esta en la sumisión” –te educaban. Y tú ya mujer, creciste pronto, pero algo en ti bullía, natural, recurrente como la idea de un tesoro escondido, sí, era la intuición de la libertad; el mundo que vivías era miserable, dominado por machos creados por hembras dominadas  a su vez por machos y que su único refugio era el engaño o depositar la frustración en la prole. Revelarse a ese mundo tiene un costo. Tú lo sabes y lo has pagado. No te desalientas. Recuerdas las horas filosas de estudio, las ganas de ser vencieron. Tampoco te ufanes, no. Tienes que admitir que hay mujeres que les gusta ser sumisas, que han sacado beneficios, que no tienen voz propia, que les gustan los hombres que maltratan, que engañan, que usan  y abusan de mujer. Ellos se juntan de manera salvaje. “Nido de alacranes” decía Octavio Paz ¿Recuerdas?

Ya sé que no eres un discurso, que tienes un nudo por los círculos del alma y la resonancia tiene que adecuarse  poco a poco a su nuevo espacio. No necesitas de hombre para valer. 
Tú lo sabes.

Sergio Astorga
Dibujo en computadora.

2 comentarios:

Alicia Uriarte dijo...

Sergio, estamos llegando a una época en la que ya es difícil simplemente ser un ser humano.

Un abrazo.

sergio astorga dijo...

Alicia, gracias por tu comentario. Estos textos son difíciles, lo sé, confrontar situaciones humanas. También te puedo decir que no nacemos con humanidad, nuestra humanidad se hace, como el amor, la ternura, los guisados. Si nosotros permitimos que en nuestro círculo más cercano existan comportamientos denigrantes tenemos que dar un grito.
Pongamos un ejemplo conocido por todas y de candente actualidad. Un jurado acaba de asignar el Premio de la Feria de Guadalajara, al escritor Echenique, escritor que esta acusado de plagio y existe ya sentencia comprobad de al menos 16 artículos plagiados. ¿Quedas callado o denuncias? La traición, el plagio, la violación, también son acciones humanas. Y tal vez, lo único que uno decide es a que lado se mueve en el comportamiento.

Abrazos humanos.