viernes, 6 de enero de 2012

Si llegaron



Se ahogaban los sonidos en la agitación. Al despertar, el recuerdo del olor a heno degolló a los ladrones nocturnos.
Por encima de las palabras. Por encima de las imágenes. Los mezquinos deseos de los hombres quedaron solitarios y el humo luminoso de la infancia volvió a iluminar el fusco globo.


Sergio Astorga

Tinta/papel

6 comentarios:

María Eugenia Mendoza dijo...

Y sus sabias majestades hicieron que esa noche la sonrisa de los niños iluminara el mundo.
Bellísimas acuarela y poesía.
Un regio abrazo.

sergio astorga dijo...

María Eugenia, la ficción puede hacer maravillas. Me subo al camello y busco en la noche alguna estrella.

Siempre hay un niño o niña jugando a ser adulto.

Abrazos magos.
Sergio Astorga

Myriam Mahiques dijo...

Hola Sergio, siempre disfruto de tus palabras y tu arte, pero hoy más que nada con tus palabras, tienes esa virtud de inquitarme, me haces pensar. Un abrazo,

sergio astorga dijo...

Myriam, estamos todos muy inquieto; apresar, configurar, nombrar, soñar o vomitar el mundo es una tarea inquietante.

Me entusiasma que mi trabajo te pueda servir para tu día a día.

Abrazo contento.
Sergio Astorga

Alicia Uriarte dijo...

Por encima de las palabras siempre están los hechos. "No me digas lo que tengo que hacer, haz lo que quieras que haga". Eso es lo que tenemos que hacer. Ser nosotros mismos los reyes que regalan a esas criaturas unos momentos de los de no olvidar.

Un abrazo regio.

sergio astorga dijo...

Alicia, honrados pensamientos y cautelosos deseos pueden llenar las alforjas de los reyes. En cualquier tiempo que sea la ilusión nunca será un vicio.

Regiomontano abrazo.
Sergio Astorga