jueves, 14 de enero de 2010

Música Flamenca

Enredo acordado de las cuerdas.
Golpe al tacón del corazón.
Se pulsa la danza
sobre una guitarra morena.
Noche de ciruelos ojos
regrésame la castañuela,
que con las palmas no puedo
robarle a la luna un beso
ni gritarle al corazón.

Sergio Astorga

Acuarela/papel 20 x 30 cm.

15 comentarios:

Isabel Romana dijo...

Robarle a la luna un beso... Qué pretensión más hermosa. Un abrazo, querido amigo.

Lola Mariné dijo...

Que bonitos versos!
Pero esperaba ver una sevillana con traje de faralaes y unas castañuelas, jeje.
Saludos aflamencados.

Isabel dijo...

Guitarras como cuerpos, pero en éstos son nuevas para mí.
"Golpe al tacón del corazón"
Rotundo y bello poema.

Maribel dijo...

Coincido con lo dicho. Bellos y flamencos versos y muy linda la acuarela, aunque te confesaré que, por el título, lo tenía ubicado en otro espacio geográfico, quizá por reminiscencia de la escuela flamenca y los grandes pintores que de ella salieron.
Un abrazo y olé.

Alicia dijo...

Jamás un toro mugió con tanta musicalidad y jamás una guitarra se sintió tan bravía en sus tonos y tan elegante en sus andares.

Me gusta la confluencia de ambos seres, toro y guitarra.

Creo que esta imagen es una premonición de que el toro enamorado va a conseguir robarle un beso a la luna llena, en esta noche de plateada luz y de brava melodía.

Besarkadatxu bat

siempreconhistorias dijo...

Noche de ciruelos ojos...
Usted no para de crear?
Un beso a todos.

sergio astorga dijo...

Isabel Romana, así en un rapto de noble Toribio tener un beso argentado como trofeo en mis infinitas noches sonámbulas. La pretensión no empobrece si es inalcanzable, forma parte del crisol de lo imposible imaginario.
Isabel, dime a que puede aspirar un simple mortal.

Abrazo pretendido.
Sergio Astorga

sergio astorga dijo...

Lola Mariné, que he dado una larga cordobesa y he evitado poner a la bailadora y he preferido utilizar del hechura del toro bravo como guitarra y que de ella saliera esa hondura bravía, del cante y el baile en ese albero imaginario que tanto gusto.
Ya tendremos oportunidad de poner a la bailadora, que las tengo y muy majas.

Un abrazo por soleares.
Sergio Astorga

sergio astorga dijo...

Isabel, bienvenida a este tablao, pisa con gracia y con salero que aquí te espero al ritmo del antojo que algo tiene de duende en sus maneras.

Un abrazo por seguidilla.
Sergio Astorga

sergio astorga dijo...

Maribel, como le decía a Lola, Lola Mariné, no Lola "la Faraona"; he dado un sesgo, y me he ido a mis primeros recuerdos infantiles del baile y el cante. Escuchar a Manolo Caracol y a la guitarra flamenca para mi esta unido a la Fiesta de los Toros, que no esta mas decirte que tengo una copiosa Tauromaquia, diferente, no anecdótica o basada en la efeméride, sino mas risueña, mas hacia la danza y el ritmo que al drama de la muerte, y en flamenco hay dolor y sublimación, y esa sensación de tener los nervios tensos que se transforman en un accionar elegante y profundo me ha fascinado hasta el día de hoy.
Esta serie de pequeños poemas que pretendo subir a los Antojos están íntimamente ligados a la música, los he escrito bajo el impulso de los sonidos, Flamenco, Bach etc. Ya me dirás, los textos ya los tengo ahora faltan las imágenes, menudo detalle.

Un abrazo por bulerías.
Sergio Astorga

B. Miosi dijo...

Interesante, son musipinturas, ésta en particular me ha gustado por sus colores cálidos, y el toro escondido zapateando música flamenca, ¡hasta le veo las castañuelas! sin duda, tiene mucho movimiento este toro bailaor, su guitarra al compás de la danza, ¡fiuuu! para ver todo eso tengo que estar en onda!

Y la letra de la música: Preciosa, Sergio,

Besos,
Blanca

sergio astorga dijo...

Alicia, que por andar en la luna mis matutinos hábitos se quedaron en el embeleso que me produce la caída de la nieve, es de un rumor fresco, sigiloso, imperceptible, no es un es una tormenta por fortuna, de ahí el placer y no el miedo. Comento tarde y nevado.

Alma de guitarra tiene el toro, sé que puede entristecer al cantor, lo siento. Y te confieso que desde niño he sentido como dijo José Bergamin "La música callada del toreo".

Ando buscando sonidos para el silencio.

Un abrazo gitano.
Sergio Astorga

sergio astorga dijo...

Izaskun, es la única manera que tengo de no sucumbir a la tristeza. Me aferro a la palabra y a la línea. Son los únicos que me protegen.

Te invito, es la única manera de no vomitar.

Un abrazo buscando el ciruelo.
Sergio Astorga

sergio astorga dijo...

Blanca, como sabes bien no solo la disciplina, es muy importante la higiene creativa, y en este encierro en que vivimos no esta de mas recordar a Quevedo

" Si no siempre entendidos, siempre abiertos,
o enmiendan, o fecundan mis asuntos;
y en músicos callados contrapuntos
al sueño de la vida hablan despiertos.

Un juego creativo muy usual y antiguo es escuchar música y através de sus evocaciones rítmicas escribir y esto es lo que ahora les presento. Con la única diferencia que se añade el dibujo y el color. Así es que el juego se vuelve o mas divertido o mas equivoco. Eso ya sus comentarios lo dirán.

Un abrazo "Retirado en la paz de estos desiertos" par seguir con el portento de soneto de Don Francisco de Quevedo.
Sergio Astorga

Triana dijo...

Aquí estoy, no se si es magia, pero la pantalla de mi monitor se abrió con esta entrada y no sabes cuantas cosas se remueven...pronto... pronto, es necesario esa guitarra flamenca, sonará de nuevo en directo-.
Un abrazo con esperanza