viernes, 27 de abril de 2012

Una lengua



La lengua de la belleza es cierta y el chorro del agua esta sediento de luz. 
Es secreto a voces que al alba, renacen las espadas junto con las tiniebla.

Sergio Astorga
Tinta/papel 14 x 19 cm.

10 comentarios:

Freia dijo...

"El chorro del agua está sediento..".
¡Qué lujo tenerlo por abarrotero!

Abrazos bellos y luminosos.

Myriam Mahiques dijo...

Muy inquietante lo de las espadas y las tinieblas... Bella iguana :) Un abrazo,

Maribel dijo...

Sí, inquietantes esas tinieblas. Me quedo con lo cierto, con la belleza, aunque nos deslumbre a veces.

Abrazo de domingo.

Alicia Uriarte dijo...

Sergio, vayamos poniendo arte y música para ir saliendo de las tinieblas y que nos embriague la belleza del alba.

http://www.youtube.com/watch?v=cghtqLa3R2Q&feature=related

Un abrazo.

María Eugenia Mendoza dijo...

Entre certezas y secretos esta lengua atrapa.
Un chorro de abrazos.

sergio astorga dijo...

Feia, uno de los fenómenos mas inquietantes desde el mostrador es testificar como se destila la luz y el agua se enciende.

Abrazos a chorros.

sergio astorga dijo...

Myriam, siempre hay una espada para abatir tinieblas.
La lectura es una de ellas.

Entre iguana y camaleón la metamorfosis dela antojo.

Abrazos entre claridades.

sergio astorga dijo...

Maribel, el deslumbre es necesario para que no nos quede la mente vacía.

Lo cierto y lo incierto juegan, a veces solo se simples invitados.

Abrazo de lunes.

sergio astorga dijo...

Alicia, esa canción es tristísima y conmovedora. Es un canto para aferrarse a un haz de luz. Eso es precisamente lo que la lengua persigue: herir la tiniebla que lo rodea.

Cualquier semejanza con el FMI es dejar a un lado el optimismo.

Que la belleza siga en agonía para que nos preocupe.

Abrazos albinos.

sergio astorga dijo...

María Eugenia. La fortuna de una lengua es que nos atrapa y nos da salida. Antes del sol lo turbio del nacer.

Abrazos irrefutables.