domingo, 1 de mayo de 2011

Mayo



10 comentarios:

María Eugenia Mendoza dijo...

Querido Sergio:
Llego a este maravilloso quinto mes, tan mágico, tan significativo en mi vida.
Ahora tú le das este toque paciano, evocas laberitos y palabras, sobre todo palabras poéticas, sabias, controversiales, agudas, ácidas, nunca insípidas.
Gracias por tu regalo, que cuelgo ahora mismo en la Aldea que se engalana con tu arte.
Un mayoso y pacífico abrazo.

Alicia Uriarte dijo...

Gracias Sergio por poner rostro, palabras y colores a este siempre florido y primaveral mes de mayo.

Creo que, de todos los escritores que tenías guardados en la manga para completar el calendario, no podías haber elegido a otro que describiese de forma tan magistral el amor y el erotismo entre el horizonte y el mar, entre dos seres que se funden con la mirada, entre la luna y el sol, entre las estrellas y el firmamento, entre las flores y las mariposas, entre los versos y el poeta, entre el pintor y los colores,...

Magnífica la representación de ese majestuoso árbol de nim, que tanto significaba para Octavio Paz, y que representa la fuerza, el refugio, la sombra, el hogar, el calor,...la luz.

Mañana tu dibujo presidirá el corcho de anuncios de mi despacho. Aprovecharé el mes para enpaparme un poco más en Octavio Paz. Sabes que mientras vosotros leíais yo andaba haciendo otras cosas y ando recuperando el tiempo perdido.

Besarkadatxu bat

sergio astorga dijo...

María Eugenia, entre Sor Juana y Paz la inteligencia de por medio. Espero que tengas un Mayo mayestático y que disfrutes de tus celebraciones por venir.

Octavio Paz es importante para mí, lo empecé a leer en la secundaria compraba la revista Vuelta, tenía desde el número cinco, revistas que se han perdido entre mudanzas y desdichas, pero su presencia es fundamental. Antes era demasiado tímido y no me atrevía, ahora que soy cínico y abarrotero es diferente. No hay semana que no retorne a Paz y a todos los que hasta el momento han salido en el calendario.
No sabes que bien me siento al pertenecer a tu Aldea. Gracias.

Un abrazo y un sauce de cristal y un chopo de agua…
Sergio Astorga

sergio astorga dijo...

Alicia, flor y canto. Sorprendentemente hoy amaneció nevando y ha nevado todo el día, es agua nieve pero lo suficiente para blanquear el panorama.

Octavio Paz es uno de mis presencias fuertes, como comentaba a María Eugenia, comencé a leer sus ensayos muy temprano, su poesía llegó después y ahora es inseparable, precisamente los Antojos se abrieron hace tres años, con la motivación de mostrar los poemas y la exposición en homenaje a los diez años de su muerte. Esta exposición fue en Oporto y desde entonces este blog vive hermanado a su voz.

Tu descripción es exacta, el árbol en la obra poética de Paz es primordial como concepto, imagen y evocación. Es de los pocos poetas que ha tenido sensibilidad para las Artes Visuales, siguiendo la tradición de Baudelaire, sus ensayos sobre la pintura y los pintores es soberbia.

Entrar al mundo de Paz es entrar al mundo, creo que lo vas a disfrutar con el pensamiento. Me encanta saber que estará acompañándote el calendario en tus labores. ¿Podrías enviarme una fotografía de ese corcho y saber un poco más de tú espacio? Gracias.

Abrazo ladera este.
Sergio Astorga

Isabel Romana dijo...

Maravillosa dedicatoria para un hombre singular. Y un mes que se revuelve en los brotes que se abren, que perfuma el alma y el ambiente, que hace renacer la sangre. Benditas tus palabras. Un abrazo muy fuerte.

Freia dijo...

Mi querido señor abarrotero, entro a hurtadillas para robarle su mes de mayo octaviano. Espero volver con calma a esconderme de nuevo bajo el mostrador y que las palabras de Paz me provoquen y serenen a un tiempo.

Mil perdones por el retraso y un abrazo mayeado.

sergio astorga dijo...

Isabel, no abdico en el tiempo y aunque el jardín de la noche no encuentra las palabra, regreso tarde con innumerables brazos para decirte que con Paz se agolpan sobre la frente los caminos que se bifurcan y que los pájaros llegan a despedirse.
Tarde estoy pero con el comentario vivo.
Que la fundación de Roma continúa y te sigo desde la colina de mi encierro.

Abrazos lejanos y dispersos.
Sergio Astorga

sergio astorga dijo...

Condesa Freia, el gallo se levanta y pregunta la hora, la lluvia chipi chipi y el tallo invisible del trueno me acompañan.
Esta es siempre su casa que aunque estoy días estoy lejano buscando pegar el cántaro que se me ha roto.
Busque el cristal del viento que se encierra entre el corazón de Paz y tal vez de súbito se encenderá la antorcha.

Abrazo surtidor en medio del llano.
Sergio Astorg

sergio astorga dijo...

Isabel, no abdico en el tiempo y aunque el jardín de la noche no encuentra las palabra, regreso tarde con innumerables brazos para decirte que con Paz se agolpan sobre la frente los caminos que se bifurcan y que los pájaros llegan a despedirse.
Tarde estoy pero con el comentario vivo. Que la fundación de Roma continúa y te sigo desde la colina de mi encierro.

Abrazos lejanos y dispersos.
Sergio Astorga

sergio astorga dijo...

Condesa Freia, el gallo se levanta y pregunta la hora, la lluvia chipi chipi y el tallo invisible del trueno me acompaña.
Esta es siempre su casa que aunque estoy días estoy lejano buscando pegar el cántaro que se me ha roto.
Busqué el cristal del viento que se encierra entre el corazón de Paz y tal vez, de súbito, se encenderá la antorcha.

Abrazo surtidor en medio del llano.
Sergio Astorga