miércoles, 5 de diciembre de 2012

Nacimiento



El silencio cuando florece siempre viene de abajo.

Sergio Astorga
Tinta china/papel 20 x 30 cm.

4 comentarios:

María Eugenia Mendoza dijo...

Sugerentes palabras e imágenes, Sergio, sobrecogedoras en cierto modo, al pensar en que ese abajo es la muerte.
Un abrazo musical, en donde el silencio que florece da paso a nuevas notas.

Alicia Uriarte dijo...

Sergio, el mejor silencio acaso sea el que florece cuando se pasea en soledad conversando con nosotros mismos. Entonces, el alma se eleva desde lo más profundo de nuestro ser consiguiendo que nuestros pensamientos sean fructíferos.

Un abrazo.

sergio astorga dijo...

María Eugenia, el tiempo nunca inscribió en las columnas las colinas del Mictlán. La feraz tierra queda intacta. Los gorriones son tibios. Los embajadores miran a los creyentes de los jardines y, callan.

Abrazos floreados

sergio astorga dijo...

Alicia, del centro crece, tú lo dices y los suscribo. Los pensamientos altos han nacido de tierra fértil.

Abrazos crecidos.