viernes, 3 de mayo de 2013

El imitador



Entre los tejados se acariciaba su cola con esa lujuria propia de los gatos. Acróbata, preñaba incansable la imaginación del que lo mira. Así es la tormenta que se vive en la selva urbana. No lo niegues. Te he visto rondar la fiereza por tus ojos. Vocalizas sin tregua como mártir amorosa y resplandecer hirsuta con la melena suelta.
Te confieso que todas estas noches sin sueño subo al tejado y espero. Espero largas horas la llegada de los gatos. Los observo y poco a poco siento que te voy conquistando.

Sergio Astorga
Tinta/papel 20 x 30 cm.

6 comentarios:

Myriam Mahiques dijo...

Lindísimas palabras para empezar bien el fin de semana, y me encantó tu ¨copycat.¨ Un abrazo,

Alicia Uriarte dijo...

Gatos, gatas e imitadores esperan para proceder al cortejo de formas diferentes, pero los patrones del lenguaje corporal que utilizan en los juegos de seducción, acaso tiendan a repetirse en casi todas las parejas que se están seduciendo.

Bella imagen de ese garo que en su poderío amoroso quiere aparecer como un tigre.

Un abrazo.

mabel casas dijo...

me gusta el crescendo gatuno, observa , se deja seducir, huele,estrategia la espía, se apresta a ser...imitando

los tejados y los gatos son inspiración para el observador..
de todos modos podrá este imitador esperar a agosto? es el mes del amor de los gatos en mi hemisferio al menos en el tuyo quizás sea enero...
uf mucho tiempo no?
saludos desde el sur de américa

sergio astorga dijo...

Myriam. Gracias por venir. Este fin de semana ha sido de jardín. Plantar una higuera y un viña y manzanilla y… entretenido como ese gato macho lo está por esos mundos de excitante brío.


Abrazos de plantador.

sergio astorga dijo...

Alicia, en la ronda de los amores la cucharita de miel juega con el fuego del anís de la atracción. Las rosas se deshojan cada noche y un olor a piña madura se alambica. Los imitadores en este caso no son seres faltos ni carentes de creatividad, sino estudiosos de lo que ven para reproducirlo, al inicio de manera literal, después con su inventiva descubierta. Los felinos son gatos magistrales.

Abrazos sin imitadores.

sergio astorga dijo...

Mabel gracias por venir al Antojo.
Es preciso cruzar los puentes felinos para darse cuenta que los gatos tienen sueños intranquilos que se despiertan al primer tejado. Sí, la primavera, por fortuna tienen dos rostros todos los años. Una norteña y otra sureña. La sangre hierbe y circula por todos los continentes. El gato viene por los tejados y todos imitamos los frenéticos silencios.

Abrazos que atraviesen el atlántico.