jueves, 19 de abril de 2018

Lección doceava


Para cada gota de lluvia existe un paraguas, así como para cada emoción un refugio.
Por veces, ni uno ni otro se logra abrir.

Fotografía: Mercado de los jueves (quinta-feira) en Barcelos, Portugal.

1 comentario:

Unknown dijo...

Belo!
Um abraço de paraguas aberto,
Helena