miércoles, 22 de febrero de 2012

Síntomas casuales




Una reflexión es como una comezón, que no pocas veces te deja la conciencia irritada.

Sergio Astorga
Tinta/papel

4 comentarios:

Lola Mariné dijo...

Muy cierto.
Me encanta el cuadro.
Saludos

sergio astorga dijo...

Lola Mariné, me encanta tu vista. Mi comezón desaparece por un momento.

Un abrazo con todo y Kindle.
Sergio Astorga

Alicia Uriarte dijo...

Sergio, la abeja tampoco encuentra nectar en todas las flores y, a pesar de la contariedad puntual, siempre consigue hacer miel.

Un abrazo.

sergio astorga dijo...

Alicia, dice León Felipe: “Siempre habrá nieve altanera que vista al monte de armiño y agua fresca que trabaje en la presa del molino”.

La comezón solo se da en quien tiene cabeza, diría mi primo Pánfilo, cuando confundió la comida del pato con la del gallo. Mi tío Felipe le dio un coscorrón que de inmediato lo ubicó.

El pensamiento es miel pero también es hiel, me dijo Don Sebas, cuando visité tu tiendita en el pueblo de Jiquilpan, en el estado de Jalisco, lo sabía, porque fue profesor durante treinta años, pero ahora despacha en su tendejón y es toda una experiencia oír sus historias. Don Sebas es un verdadero panal.

Abrazo también.
Sergio Astorga